Sanimobel cabecera
FCC web

Medio Ambiente


El método de trabajo MIRA o cómo controlar la calidad del control de calidad

Al aplicar prácticas de control de calidad al propio proceso de control de calidad, se establece un ciclo de mejora continua que ayuda a mantener y mejorar la calidad de los propios servicios controlados

El método de trabajo MIRA o cómo controlar la calidad del control de calidad
283

Acciona Web

Fortalecer la relación de confianza con las empresas contratistas de servicios urbanos no solo es fundamental para mantener la excelencia en los servicios, sino que también es la base sobre la que se construye ese nexo.

Cuando hay confianza, las personas dan un paso al frente de manera voluntaria y trabajan de forma conjunta y eficiente. Adoptan un propósito común y se comunican de manera abierta y sincera.

Por eso es fundamental que seamos transparentes en la implantación de nuestro control de calidad. Si queremos exigir calidad, nuestro control debe ser también de calidad.

 

¿Quién controla al controlador? 

Esta es la broma que siempre hacen desde QA|Servicios Urbanos al cuestionarse si es posible controlar la calidad del control de calidad al referirse al software MIRA QA|Servicios Urbanos y su método de trabajo MIRA.

Se trata de garantizar que el proceso de control de calidad en sí mismo esté funcionando de manera efectiva y consistente. 

Al aplicar prácticas de control de calidad al propio proceso de control de calidad, se establece un ciclo de mejora continua que ayuda a mantener y mejorar la calidad de los propios servicios controlados: limpieza viaria, recogida de residuos, espacios verdes, playas…

 

Mapa de calor del control de calidad

Los mapas de calor son una poderosa herramienta para “visualizar datos” y para la toma de decisiones que tiene aplicación en diferentes escenarios, también en el control de calidad de los servicios urbanos. 

 

Esta técnica consiste en la representación gráfica de datos, donde valores individuales contenidos en una matriz se transforman visualmente en colores

 

En un mapa de calor la idea es hacer visible de una manera sencilla datos que podrían significar una alerta en el área de calor, dándote a entender que tus esfuerzos estratégicos deben tomar en cuenta el nuevo conocimiento que acabas de adquirir. Por ejemplo, zonas del municipio en las que se concentran más incidencias y/o deficiencias relacionadas con un determinado servicio, con la afluencia de visitantes o, en otro ámbito, zonas con mayor índice de delincuencia.

Un mapa de calor muestra las interacciones diferenciando las zonas de mayor y menor interacción entre colores cálidos y fríos. El rojo, naranja y amarillo muestran las zonas que generan mayor “coincidencia de eventos”, mientras que los colores fríos como los verdes y azules revelan las partes que menos eventos concentran.

  • ¿qué zonas ha cubierto nuestro control de calidad? 

  • ¿con qué “intensidad”? 

  • ¿estamos cubriendo todo el municipio o quedan zonas sin inspeccionar? 

  • ¿coincide el mapa de calor de ese control de calidad con las zonas en las que se produce mayor número de deficiencias del servicio?

Esto nos ayuda a identificar si estamos abordando todas las áreas del municipio de manera equitativa o si hay zonas que están siendo pasadas por alto. Además, al comparar el mapa de calor con las zonas donde se producen más deficiencias del servicio, podemos detectar posibles correlaciones y áreas prioritarias para mejorar nuestra atención. 

 

Informe de Controles NO-realizados

Pueden existir razones que justifiquen que, un día determinado, no se hayan realizado los controles previstos. Estas razones pueden ir desde una baja por enfermedad, meteorología, formación, reuniones, vacaciones o festivos, por ejemplo.

Pero tener justificaciones para la falta de controles no significa que sea aceptable descuidar la calidad de los servicios, especialmente en momentos críticos como los meses de verano, cuando los municipios reciben más visitantes y la demanda de servicios urbanos aumenta. 

Es crucial implementar medidas para garantizar que los controles de calidad se lleven a cabo de manera consistente y efectiva, incluso en situaciones excepcionales como las mencionadas. 

Esto podría incluir la asignación de personal de respaldo, la planificación anticipada para cubrir ausencias y la implementación de procedimientos de control de calidad que sean menos susceptibles a interrupciones. 

La calidad del propio servicio de control de calidad no debe comprometerse debido a la falta de controles, ya que esto puede tener un impacto negativo en la experiencia de los ciudadanos y en la reputación del municipio.

En última instancia, la aplicación conjunta de estas herramientas nos ayuda a mejorar la calidad y la eficiencia de nuestros servicios urbanos, lo que se traduce en una mayor satisfacción y una mejor calidad de vida ciudadana.


283

Noticias relacionadas


EN PORTADA