Sanimobel cabecera
FCC web

Medio Ambiente


El Consorcio Valencia Interior pone el foco en los biorresiduos

Para conseguir una prevención de residuos real y efectiva

El Consorcio Valencia Interior pone el foco en los biorresiduos
137

Acciona Web

El Consorcio Valencia Interior (CVI), que gestiona los residuos de 60 municipios de cinco comarcas de interior de la provincia de València, anda inmerso en la ejecución de dos programas relacionados con los biorresiduos, fracción clave de cuyo manejo depende alcanzar los objetivos marcados en la normativa ambiental y esencial para poder promover una prevención de residuos real y efectiva.

Con ambos programas, el Consorcio Valencia Interior da soporte a sus ayuntamientos ante el reto de cambiar el modo en el que se gestiona lo que se consume en el hogar. Al facilitar la separación de los biorresiduos del resto de fracciones se hace posible recuperar más materiales y de mejor calidad en las plantas del CVI a partir de los desechos de los hogares, lo cual hace que se reduzca drásticamente el porcentaje de residuos que acaba en el vertedero y, además, se obtiene un abono de excelente calidad.

El primero de los programas específicos es el de compostaje doméstico, comunitario y en el ámbito escolar, con el que se fomenta la economía circular puesto que el residuo no sale del municipio, sino que se transforma en un recurso y pasa a ser compost para las plantas o para pequeños huertos.

El programa de compostaje doméstico se implementa en áreas de viviendas con jardín o patio y en municipios con habitantes diseminados en pequeños núcleos y escasa población. Algunos municipios han incluido el compostaje dentro de sus Planes Locales de Residuos y el Consorcio Valencia Interior va de su mano para acompañarles y facilitarles esta labor.

Para poder participar en el programa de compostaje, las familias asisten a las charlas formativas en las que se explica cómo compostar en casa y sus beneficios. Con la pandemia que se inició en 2020, el consorcio ha adaptado estas formaciones y se están ofreciendo también de modo online. Una vez se ha recibido la formación, las familias suscriben un compromiso con el CVI que les hace entrega gratuita de una compostera con un código QR personalizado para su vivienda.

El QR da acceso a una APP que proporciona asesoramiento de manera personal por parte del equipo de educación ambiental del Consorcio y facilita el seguimiento de la actividad de compostaje. Las familias pueden consultar sus dudas y tienen un acompañamiento en este proceso de gestión de residuos que, en la mayoría de los casos, es nuevo para ellas. El programa abarca la formación, la entrega de la compostera ajustada al tipo de vivienda y el acompañamiento para que el proceso sea un éxito.

Además, se llega a la economía circular de manera integral, puesto que a los beneficios de que los residuos orgánicos vuelven a la tierra en forma de compost se suma que las composteras entregadas se han diseñado y fabricado con materiales recuperados en las instalaciones de valorización de Llíria y Caudete de las Fuentes, recuperando  recursos que de otro modo se desecharían.

El segundo de los programas implementados que hace referencia a los biorresiduos es el de la recogida separada a los grandes generadores. El CVI dispone para ello de un camión recolector y 160 contenedores inteligentes. La previsión es recoger una media de 4,5 toneladas diarias de materia orgánica de los mayores generadores de las comarcas de Camp de Túria y la Hoya de Buñol-Chiva, con una estimación de recogida de 1.600 toneladas anuales. 

La implantación de esta ruta de recogida de grandes generadores de materia orgánica se inició con más de 200 entrevistas a los responsables de los establecimientos e instituciones catalogados como grandes productores de biorresiduos. En la actualidad se están recogiendo a medio centenar de establecimientos y se sigue trabajando para ampliar el número de participantes en el programa de manera progresiva.

El ente público ha repartido entre los establecimientos participantes los contenedores inteligentes, cerrados y con llave electrónica para uso particular, de manera que solo ellos tengan acceso y pueda realizarse el acopio de residuos orgánicos de manera efectiva. Hay que destacar la colaboración de los ayuntamientos para que este servicio pueda funcionar y realizarse en las condiciones óptimas. La tipología de establecimientos a los que se está prestando esta recogida segregada son: colegios, supermercados, residencias de mayores, las bases militares, restaurantes, el hospital de Llíria y mercados  municipales.


137

Noticias relacionadas


EN PORTADA