Sanimobel cabecera
FCC web

Urbanismo


El City Finance Lab pide a los responsables urbanos ayuda para reconstruir mejor

El City Finance Lab pide a los responsables urbanos ayuda para reconstruir mejor
117

Organizado por el experto en sostenibilidad South Pole, el concurso para las soluciones de financiación más innovadoras para la acción climática de las ciudades está abierto hasta el 21 de octubre de 2020. Las propuestas para la convocatoria de 2020 del City Finance Lab pueden presentarse aquí.

Las ciudades pueden liderar el camino hacia una recuperación verde, y hacia la transformación de nuestras sociedades en sociedades sostenibles, resilientes e inclusivas. Son las que más tienen que ganar al canalizar la financiación hacia la acción climática urbana, y las que más tienen que perder si no lo hacen. Por ello, el City Finance Lab lanza su convocatoria de propuestas para 2020 con el fin de ayudar a aumentar las inversiones en proyectos que conviertan los apremiantes desafíos urbanos en oportunidades de bajas emisiones de carbono.

El City Finance Lab es la primera plataforma europea dedicada a apoyar soluciones de financiación innovadoras para proyectos urbanos sostenibles. Se trata de una iniciativa conjunta del South Pole y EIT Climate-KIC que tiene por objeto impulsar la inversión en proyectos urbanos resilientes al clima, de bajas emisiones de carbono y ecológicos para ciudades sostenibles.

 

La resiliencia climática es crucial para las ciudades

Hoy en día, las ciudades representan más del 70% de las emisiones de CO₂ relacionadas con la energía a nivel mundial y son muy vulnerables a los efectos del calentamiento de la Tierra. Las nuevas investigaciones muestran que unos 150 millones de personas en todo el mundo residen en tierras que estarán por debajo de la línea de marea alta para 2050 debido al aumento del nivel del mar. Alrededor de tres cuartas partes de todas las ciudades europeas se verán afectadas por el aumento del nivel del mar, especialmente en los Países Bajos, España e Italia. Ya se han declarado emergencias climáticas en casi 1.500 ciudades, que albergan a más de 800 millones de ciudadanos.

Además, la pandemia de la COVID-19 ha demostrado que la planificación urbana actual puede ayudar a acelerar o contener la propagación del virus. La contaminación atmosférica ha aumentado la mortalidad por COVID-19 y las zonas superpobladas hacen casi imposible el distanciamiento social. Una revisión de la infraestructura urbana mediante, por ejemplo, soluciones basadas en la naturaleza que sean rápidas de aplicar y fáciles de replicar puede ayudar a facilitar las medidas de confinamiento y encauzar a las ciudades hacia una recuperación económica resistente.

A pesar de todo ello, las ciudades rara vez pueden acceder a la financiación necesaria para aumentar su resiliencia a los riesgos climáticos y a los desafíos que se ven agravados por la urbanización de alta velocidad. La capacidad de una ciudad para realizar inversiones climáticamente inteligentes a menudo depende de la reasignación de los presupuestos existentes. Su capacidad para recaudar ingresos y atraer financiación privada puede verse limitada por problemas como la solvencia, la capacidad de financiación y la falta de una cartera de proyectos viables.

 

Las ciudades pueden desarrollar la resiliencia climática a través de inversiones en proyectos urbanos ecológicos

Como centros neurálgicos de la cultura y el comercio, las innovaciones de bajo carbono en las ciudades tienen beneficios de gran alcance: aire más limpio, ciudadanos saludables, nuevos empleos y mayor competitividad. Con la ayuda de soluciones financieras adecuadas, los responsables de la toma de decisiones en las ciudades pueden ser ágiles a la hora de tomar medidas y, mediante el ejemplo, impulsar los programas nacionales y mundiales sobre la mitigación del clima y la adaptación al mismo.

Pueden comprometerse rápida y directamente con los ciudadanos para emprender acciones climáticas que estén fundamentadas en las necesidades de sus comunidades: En sólo su primer año de funcionamiento, el City Finance Lab ayudó a la ciudad de Lisboa a implementar una solución de Presupuesto Participativo Verde e incubó un Presupuesto Participativo de Clima Escolar en el que los estudiantes se involucran directamente en la selección de proyectos climáticos. Estas soluciones tienen el potencial de ser replicadas en otras 3.000 ciudades.

«Gracias al valioso apoyo del City Finance Lab, hemos implementado con éxito el Presupuesto Participativo Verde de Lisboa que nos ayuda a canalizar las inversiones en proyectos de mitigación y adaptación al clima», ha señalado Paulo Francisco, Jefe de la División de Participación del Ayuntamiento de Lisboa.

 

El City Finance Lab cataliza la acción climática en las ciudades eliminando las barreras a la financiación climática

El City Finance Lab está a la vanguardia del desarrollo, la ampliación y la reproducción de soluciones de financiación innovadoras para acelerar el cambio de un capital muy necesario en las ciudades hacia iniciativas con bajas emisiones de carbono y resilientes al clima. Como parte de su misión, el City Finance Lab ha abierto su convocatoria 2020 hasta el 21 de octubre del presente año con el fin de obtener ideas para soluciones financieras de vanguardia para el clima en las ciudades que se desarrollarán .

Los defensores de las ideas seleccionadas recibirán apoyo en especie para desarrollar sus propuestas mediante el asesoramiento técnico de expertos en finanzas municipales de las principales organizaciones públicas, privadas y benéficas. También tendrán la oportunidad de mostrar sus planes a posibles socios e inversores, y de aprender de sus homólogos dentro de la creciente comunidad del City Finance Lab.

Entre las iniciativas seleccionadas anteriormente figuran un plan de Contratos de Rendimiento Energético (CRE) -un método de financiación de las mejoras de la eficiencia energética y los proyectos de energías renovables que carecen de fondos para ello- para la rehabilitación a fondo de edificios en Polonia, un instrumento de autoevaluación del riesgo climático para las ciudades de Noruega y una tarjeta de recompensa para los ciudadanos que invierten en energía solar y medidas de eficiencia energética en Aradippou (Chipre).

 

Presenta tu propuesta para soluciones de financiación innovadoras para ciudades

Nunca ha habido una necesidad más apremiante de soluciones innovadoras para la financiación del clima en las ciudades. Las ciudades europeas, las redes de ciudades, las empresas de servicios públicos, las instituciones financieras y cualquier otro profesional de las finanzas municipales pueden unirse a la misión del City Finance Lab por:

Los candidatos preseleccionados serán invitados a presentar una propuesta completa después de la fecha límite del 21 de octubre y los finalistas serán anunciados antes del 14 de diciembre de 2020.


117

Noticias relacionadas


EN PORTADA


Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.