Sanimobel cabecera
FCC web

Medio Ambiente


El Bosque de los Zaragozanos prevé alcanzar las 100 hectáreas en primavera

Se trata de una iniciativa dirigida por el Ayuntamiento de Zaragoza junto a ECODES que tiene como objetivo luchar contra un cambio climático plantando un nuevo árbol por cada uno de los vecinos

El Bosque de los Zaragozanos prevé alcanzar las 100 hectáreas en primavera
206

Acciona Web

Con la llegada de los primeros fríos, El Bosque de los Zaragozanos recuperará su actividad de plantación, iniciando la que será su segunda temporada de vida. El primer fin de semana de noviembre empresas y familia tendrán su primera cita sobre el terreno en Peñaflor, y a partir de ese momento serán continuas las convocatorias para seguir creciendo en número de árboles y arbustos plantados.

Este ambicioso proyecto del Ayuntamiento de Zaragoza, desarrollado con ECODES como socio estratégico, prevé alcanzar a lo largo de los próximos meses trabajos de plantación o de preparación de terrenos en casi 100 hectáreas, ubicadas tanto en los alrededores de la ciudad como en su propio casco urbano. 

Así, a espacios como Campos del Canal, Peñaflor o el Jarandín se sumarán terrenos en La Plana o en el Campo de Tiro de San Gregorio, así como en el entorno de Garrapinillos. En este último barrio rural se va a centrar la actividad de plantación con asociaciones de diverso tipo, tanto vecinales como de colectivos diversos que darán a esta zona del Bosque un carácter singular.
 

Se retoman a mediados de mes las plantaciones con escolares, coordinadas por el Área de Medio Ambiente. Se espera que este curso pasen por La Plana casi 5.000 niños y niñas de diferentes centros de Zaragoza



La consejera de Servicios Públicos y Movilidad, Natalia Chueca, ha destacado hoy el trabajo realizado en estos meses por parte de los técnicos municipales para "encontrar y poner a disposición del proyecto de El Bosque de los Zaragozanos los denominados 'espacios de oportunidad', solares urbanos apropiados y sin uso en los que también se van a realizar plantaciones de árboles y arbustos". Terrenos en Picarral y Miralbueno serán los primeros en desarrollarse como parte del Bosque. Está previsto también trabajar en un futuro próximo en dos zonas del Actur.

"El Bosque de los Zaragozanos sigue creciendo, y esto no sería posible sin la colaboración de todos". Natalia Chueca ha agradecido la colaboración y el asesoramiento de ECODES como socio estratégico del proyecto, así como a todas las empresas e instituciones "que no han dudado en sumarse al mismo, en este empeño por hacer realidad el sueño de que Zaragoza tenga al menos un nuevo árbol por cada uno de sus vecinos". "No se trata –ha recordado- sólo de cifras, sino de lo que traducirán esos números en absorción de CO2 y en lucha contra un cambio climático que estamos ya sufriendo de manera directa en todo el mundo. Estamos haciendo un proyecto que piensa en clave de presente y de futuro". 

 

Objetivos cumplidos

Desde su presentación pública, en abril del pasado año, este proyecto ha cumplido sus expectativas, superando los 56.000 ejemplares de árboles y arbustos plantados.

Actualmente, alrededor de 120 empresas y entidades aragonesas han consolidado su compromiso con el Bosque de los Zaragozanos o se han sumado apadrinando ejemplares. Gracias a este impulso, en este primer año El Bosque de los Zaragozanos ha ido tomando forma en Campos del Canal, Peñaflor, Santa Isabel, el Parque del Agua y el Parque de la Paz. El Ministerio de Defensa formalizó la cesión de 523 hectáreas del campo de maniobras de San Gregorio, aportando así una importante superficie al proyecto.

En poco más de cuatro meses de trabajo intenso sobre el terreno, aprovechando la primera ventana de plantación, se llevaron a cabo plantaciones en 65 hectáreas. En este primer bloque participaron activamente 35 entidades privadas con sus empleados y familiares, que sumaron unas 1.300 personas en la plantación de 7.800 ejemplares, además de instituciones como la Universidad San Jorge o el Cuerpo de Bomberos de Zaragoza.

También ha sido muy relevante la implicación de los escolares: más de 6.000 de 57 centros educativos han dado hasta ahora vida a otros tantos árboles y arbustos. Su participación forma parte del programa educativo del Bosque de los Zaragozanos, que incluye actividades en las aulas. Finalmente, se destaca la participación de ciudadanos a nivel individual, otra de las piezas fundamentales del proyecto. En los primeros 12 meses del Bosque se apadrinaron más de 1.000 árboles. 

 

Incidiendo en su carácter colaborativo, se ha creado una Mesa de Participación en la que se comparten los planes de trabajo con la comunidad científica, educativa, vecinal

 

El Bosque de los Zaragozanos fue seleccionado como finalista al Premio de EUROCITIES (Eurocities Awards 2022) en la categoría "Liderar juntos: Soluciones escalables para impacto climático positivo". El proyecto fue preseleccionado como uno de los tres finalistas para el próximo paso del concurso, junto con las ciudades de Grenoble y Turku.



 

Sensores medidores

Coincidiendo con la presentación de la nueva "temporada" del Bosque de los Zaragozanos en Campos del Canal, ha sido presentada la colaboración de Libelium con este proyecto, consistente en la instalación de una serie de sensores que permitirán la medición de parámetros clave sobre el terreno. Estos datos, relativos a temperatura, humedad y radiación solar, permitirán la toma de decisiones inteligente e informada sobre el desarrollo de esta plantación. 

En concreto, se están instalando dos nodos Libelium ONE que garantizan la seguridad del dato y la sostenibilidad gracias a su eco-diseño y su bajo impacto medio ambiental, así como una serie de sensores clave:

  • Dos sensores de temperatura y humedad de suelo, semienterrados en superficie, que  permiten monitorizar esos dos indicadores de la tierra para poder tomar decisiones de irrigación y mantenimiento.

  •  Dos sensores de temperatura y humedad de aire, instalados a más de 2 metros de altura, que permiten monitorizar esos dos indicadores del aire para poder tomar decisiones de mantenimiento de las especies cultivadas en ese espacio.

  • Un sensor de radiación solar, para la toma de decisiones consciente sobre la necesidad, o no, de crear espacios de sombra en el terreno.


Todos estos datos llegarán a los Nodos Libelium One, los cuales, a través de 4G envían la información a una plataforma en la nube, donde los datos se almacenan, se tratan y se visualizan. Esta plataforma estará visible en los espacios web habilitados por el Ayuntamiento de Zaragoza. 

Con la captación conjunta de estos datos se pueden tomar decisiones vinculadas al riego eficiente, el cultivo de determinadas especies preferentes, así como la detección de los mejores momentos para llevar a cabo labores de mantenimiento. Y todo ello, con un seguimiento de los indicadores clave por parte del Ayuntamiento de Zaragoza.


206

Noticias relacionadas


EN PORTADA