Sanimobel cabecera
FCC web

Medio Ambiente


El Ayuntamiento, la Universitat de Vaència y la Jaume I evalúan un método de alerta de transmisión del COVID-19 espacios públicos

El equipo de investigación evaluará diariamente los datos recogidos por la estación

El Ayuntamiento, la Universitat de Vaència y la Jaume I evalúan un método de alerta de transmisión del COVID-19 espacios públicos
191

Acciona Web

El Ayuntamiento de València, a través del Servicio de Playas y Calidad Acústica y del Aire, colabora con las universidades Jaume I y Universitat de València en la evaluación de un nuevo método de alerta de transmisión del covid-19 en el espacio público. El Consistorio facilita la instalación en la plaza del Ayuntamiento, por parte de un equipo de las universidades, de una estación para la medición de la presencia del SARS-CoV-2 en el aire, como herramienta de vigilancia y alerta de la transmisión del covid-19.

De esta manera, la plaza del Ayuntamiento servirá, tras ser recuperada como espacio para uso peatonal, como epicentro para el estudio de la eficacia de un nuevo método de evaluación de la transmisión del covid-19 en espacios abiertos, a partir de la medición de su presencia en aerosol atmosférico, tal como ha explicado el concejal de Playas y Calidad Acústica y del Aire, Giuseppe Grezzi.

El estudio forma parte del proyecto de investigación "Detección del SARS-CoV-2 en aerosol atmosférico como herramienta de vigilancia y alerta de la transmisión del COVID-19” que dirige la doctora Juana Mari Delgado-Saborit, de la Universitat Jaume I, y cuenta con una de las cuatro Ayudas a equipos de investigación científica sobre SARS-CoV-2 y covid-19 en Ecología y Veterinaria, recientemente concedidas por la Fundación BBVA.

El proyecto cuenta con la colaboración de personal investigador de la Universitat de València, que se encargará de las mediciones en la ciudad de València. Asimismo, investigadores de la Universidad Miguel Hernández se encargarán de realizarlas en Elche. Para ello, se prevé instalar dos equipos de medición junto al captador de la Red de Vigilancia y Control de la Calidad del Aire situado al lado de la fuente de la plaza del Ayuntamiento, que serán utilizados durante un periodo de 9 meses. Estos dos equipos permitirán muestrear partículas en el aire PM2.5 y PM10, y su emplazamiento ya dispone del visto bueno de la Comisión de Patrimonio municipal.

Una vez en funcionamiento, el equipo de investigación evaluará prácticamente a diario los datos recogidos por la estación y los relacionará con los datos registrados de incidencia de covid-19 con la finalidad de establecer una posible relación entre la presencia del SARS-CoV-2 en aerosol atmosférico registrado y la incidencia del virus, de cara a determinar si el dispositivo es una herramienta útil para alertar sobre la transmisión de la enfermedad.

El concejal Giuseppe Grezzi ha trasladado al equipo responsable de la investigación la «total predisposición del equipo municipal para facilitar los trabajos», y ha celebrado la elección de la plaza del Ayuntamiento como epicentro del estudio, ya que, ha asegurado, «es un espacio aglutinador y central de la ciudad en el que, mientras antes nos preocupaba la especial presencia de contaminación atmosférica, ahora se pueden realizar estudios de este tipo por la elevada presencia de personas y la mejora de la calidad del aire».


191

Noticias relacionadas


EN PORTADA