Sanimobel cabecera
FCC web

Movilidad


El Ayuntamiento de Pamplona está realizando una auditoria de las infraestructuras ciclables en el término municipal

El trabajo de revisión, de cara a la mejora del sistema de conservación y a un futuro diagnóstico, se realiza a través de un visor digital actualizable

El Ayuntamiento de Pamplona está realizando una auditoria de las infraestructuras ciclables en el término municipal
153

El Ayuntamiento de Pamplona está realizando una auditoría del conjunto de infraestructuras ciclables del municipio, tomando como base el mapa de la Red Ciclable en el que se muestra el conjunto de vías con las diferentes tipologías catalogadas según sus características de ciclabilidad. Técnicos del área recorren de forma habitual el conjunto de infraestructuras para revisar su conservación y señalización, además de detectar las áreas de mejora de cara a la toma de decisiones para un futuro diagnóstico vinculado al Plan de Ciclabilidad, un análisis que permita completar una futura Red Ciclable.

Para plasmar toda la información obtenida en estos recorridos se está utilizando una herramienta de geolocalización, un desarrollo en el que se pueden geolocalizar los puntos estudiados y complementarse con las imágenes tomadas durante la revisión, identificando los barrios por colores. La herramienta es un visor que permite añadir un comentario descriptivo de la deficiencia encontrada en un sistema de fichas digitales editables que permiten actualizaciones, de forma que se obtenga una imagen exacta del estado de la futura Red Ciclable de la ciudad.

Ese visor, hoy una herramienta de trabajo interno, en un futuro permitiría que el ciudadano pudiera diseñar su itinerario concreto con toda la información. Ese es el sistema seguido por el Ayuntamiento de Pamplona a la hora de trabajar en la conexión de infraestructuras ciclables entre la calle Nava de Tolosa y Pío XII o para determinar la reposición de elementos de protección en esta última avenida.

 

Lo que se revisa en la auditoría

La labor de auditoría ha comenzado en 2020, aunque en un primer momento se documentaba únicamente a través de informes técnicos al no estar disponible la herramienta digital. En ella se revisan tanto las vas ciclistas o infraestructuras que se desarrollan específicamente para la circulación ciclista, como las zonas ciclables o infraestructuras que se desarrollan para otros fines, pero en las que se permite la circulación ciclista. La solución para cada trazado en relación a los elementos de separación o marcaje son diferentes.

Lo que se chequea en los recorridos de revisión son los elementos vinculados a la seguridad, la señalización y los puntos de conexión de las vías entre sí. Se supervisa el estado del firme, la ausencia de obstáculos para la conducción, la existencia de rebajes, bolardos o distancias de seguridad entre estacionamientos de vehículos y carriles. Asimismo, se analiza la conectividad, la adecuación de los giros al tipo de conducción, la velocidad, los pasos ciclistas y la señalización (semafórica, vertical, pintura etc.).


153

Noticias relacionadas


EN PORTADA


Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.