Sanimobel cabecera
FCC web

Urbanismo


El Ayuntamiento de Barcelona reactiva el proceso de colaboración para la transformación global de la Rambla

El Gobierno municipal retoma el contacto con los agentes de la Comunidad Ramblas, que participaron en el proceso del mandato pasado para definir la transformación global del paseo

El Ayuntamiento de Barcelona reactiva el proceso de colaboración para la transformación global de la Rambla
388

Ayuntamiento de Barcelona


03/02/2020

ARCHIVADO EN:

Urbanismo

TEMAS

urbanismo
Barcelona

El Ayuntamiento de Barcelona ha celebrado este pasado miércoles la primera sesión del mandato con la Comunidad Ramblas, colectivo heterogéneo y abierto formado por los agentes implicados en el proceso de transformación global del paseo en clave urbanística, cultural, vecinal y comunitaria. Este proceso se llevó a cabo el mandato anterior, tras un concurso internacional, liderado por el equipo interdisciplinario de km-ZERO, que elaboró ​​un proyecto que establece las bases de la transformación de forma colectiva con la ciudadanía, entidades y agentes diversos con vinculación a la Rambla.

La Comunidad Ramblas convocada este miércoles da continuidad, pues, al proceso colectivo del mandato anterior.

En este primer encuentro, el Gobierno municipal ha dado cuenta del estado de los trabajos para aprobar este 2020 el proyecto de urbanización de la Rambla y comenzar las obras del primer tramo a inicios del año 2021, así como de la propuesta de dinamización cultural y de un nuevo estudio encargado a Barcelona Regional sobre los residentes y las viviendas del paseo.

 

Primer tramo: reurbanización entre Colón y Santa Madrona

La ejecución de la reurbanización de la Rambla está definida en cinco tramos, tal como quedaba estructurada al anteproyecto elaborado por km-ZERO. En líneas generales, el nuevo trazado de la Rambla tendrá un solo carril de circulación de 3,50 metros de ancho por sentido, para el paso de vehículos de servicio, bicicletas y autobuses, y se ampliará el paseo central entre 0,8 y 1,5 metros por lado, siempre que sea posible teniendo en cuenta la geometría irregular del trazado y la definición de un cordón de servicios en varios tramos para carga y descarga regulada.

Además, se prevén tres espacios mayores (Espacio Moja - Belén, el Plan del Hueso - Liceo, el Plan del Teatro - Teatro Principal) que por su singularidad se configurarán como espacios-plazas para atender la repercusión que tienen los edificios emblemáticos y relevantes y como puntos principales de cruce entre los barrios del Gótico y del Raval.

El primer tramo que se reurbanizará, el proyecto ejecutivo se encuentra en fase de redacción, será el correspondiente al tramo entre Colón y Santa Madrona, que más allá de los espacios mayores, es donde se producirá la remodelación más importante de la Rambla. La previsión, anunciada en el encuentro con la Comunidad Ramblas, es terminar los trámites este 2020 e iniciar las obras de este tramo en 2021.

La transformación implicará la modificación del trazado de la avenida de las Drassanes, con la supresión del actual trazado que atraviesa la parte baja de la Rambla y permitiendo, así, la continuidad absoluta del paseo central hasta Colón, además de la configuración de un gran espacio lateral para peatones entre las Atarazanas y el paseo central que generará una 'plaza' diáfana de más de 300 metros cuadrados libres de cualquier mobiliario para actividades vecinales.

La supresión de este último trazado de la avenida de las Drassanes y las nuevas secciones viarias comportarán que, en este tramo, el espacio para peatones se incremente en unos 1.150 metros cuadrados. En los nuevos espacios para peatones ganados, se incrementará y ordenará la vegetación y el arbolado, con el fin de hacerlos más diáfanos y accesibles ya la vez definir un corredor de acceso al Museo Marítimo y establecer un límite verde del nuevo trazado de la avenida de las Drassanes en esta nueva confluencia con la Rambla.

 

Estrategia cultural para la Rambla

Aparte de la reurbanización, uno de los ejes principales de la transformación de la Rambla es el de devolver el paseo en el vecindario de Ciudad Vella y hacerlo conjuntamente con el vecindario, entidades culturales y sociales. En este sentido, la estrategia cultural de la Rambla que se ha presentado en la Comunidad Ramblas estructura con cuatro objetivos iniciales:

  • Transformar el espacio público en espacio cultural de proximidad: aprovechar los futuros espacios mayores que prevé el proyecto de urbanización como epicentros de expresión cultural cotidiana de las Ramblas.
  • Diseñar una estrategia de comunicación y programación conjunta de los equipamientos y entidades que trabajan en el entorno de las Ramblas: volver a identificar las Ramblas como un espacio con oferta cultural y comunitaria de referencia en la ciudad.
  • Potenciar programas de memoria y de conocimiento del patrimonio: reconocer el patrimonio y las memorias de la Rambla popular y su papel central en la construcción de la ciudad democrática.
  • Vincular e impulsar proyectos educativos y culturales para niños y jóvenes: construir una relación de reapropiación en positivo de las Ramblas por parte del vecindario más joven a partir de los centros educativos y los equipamientos de los barrios del entorno y de la ciudad.

Estas estrategias se desarrollarán y se trabajarán en un espacio de gobernanza compartida, con un Grupo de Trabajo de Cultura como un espacio conjunto de encuentro que aglutine el trabajo con equipamientos e instituciones, el trabajo con las comunidades y el trabajo interno de la administración.

La aplicación del trabajo del Grupo de Trabajo de Cultura, sin embargo, no va a esperar a la transformación física del espacio y la voluntad es aprovechar el hecho cultural, con su capacidad de generación de imaginario y vivencia colectiva, para ejercer de vanguardia de la nueva Rambla. Así, el inicio de acciones culturales y comunitarias en los espacios mayores y la visualización de la programación cultural conjunta de la Rambla está prevista ya esta primavera, con la celebración de la Quincena de la Danza, y seguir en otoño, coincidiendo con la Merced.

La estrategia para los tres espacios mayores prevé tres tipos de acciones de diferente repercusión y formado para mantener una programación continuada que potencie el carácter de excepcionalidad cotidiana y de dinamismo característico de la Rambla. Estas propuestas o eventos irán desde las propuestas del tejido cultural y comunitario de Ciutat Vella, de carácter cotidiano, pasando por eventos de ciudad que podrán dirigir su eco hacia la Rambla, con una periodicidad de carácter mensual, hasta las más esporádicas , de carácter trimestral, de eventos impulsados ​​específicamente por el proyecto de la Rambla.

Todas estas propuestas deberán contribuir a reforzar los objetivos del proceso urbanístico de la Rambla, que busca recuperar este espacio también para uso ciudadano a partir de la proximidad, la innovación y la diversidad cultural como elementos centrales de esta estrategia.

 

Censo de viviendas de la Rambla

En el marco de recopilar toda la información posible en vista de poder definir todas las modificaciones urbanísticas necesarias en el proceso de transformación, el Ayuntamiento de Barcelona ha presentado en la primera sesión con la Comunidad Ramblas un estudio de Barcelona Regional y el GESOP en relación con la dimensión residencial del paseo.

Los objetivos del estudio eran conocer cuántas viviendas hay en la Rambla, sus usos y cuántas personas viven en la Rambla, así como las condiciones de estas viviendas.

El estudio identifica 122 edificios, de los cuales 64 son edificios de vivienda, el 52,5%. En estas fincas, se encuentran 134 locales y se estima que hay 652 viviendas, de las cuales 226 son domicilios habituales, es decir, se vive la mayor parte del año, 39 son domicilios temporales, y 387 son de uso no residencial. Entre los no residenciales, se encuentran viviendas de uso turístico, oficinas, empresas, usos de restauración o comerciales, u ocupados por entidades.

El estudio también determina el número de personas residentes en la Rambla. A los 265 viviendas que son domicilios habituales y temporales, viven 569 residentes habituales, 2,5 de media por vivienda y 104 residentes temporales, 2,7 de media.

Las razones más habituales de los residentes en domicilios temporales de la Rambla para alojarse son por temas laborales (54,2%) y por estudios (37,5%). La mayoría son hombres (67%), jóvenes (29,1 años de media) y extranjeros (83,3%) y la duración media de estancia es inferior a un año. Estos datos se han obtenido a partir de las entrevistas que se han podido realizar en 24 domicilios temporales.

Respecto a los residentes habituales, la mitad son adultos jóvenes, de entre 25 y 44 años, y el 48,2% son extranjeros, una proporción similar al conjunto de Ciutat Vella (50%). Los orígenes más habituales son países de la UE (45% de origen extranjero), especialmente de Italia, y de la India (38%). En este caso, los datos se han obtenido a partir de las entrevistas que se han podido realizar en 98 domicilios habituales.

Cerca de la mitad de los edificios de viviendas, el 45,6%, son sólo de vivienda habitual, y en un 36,8%, conviven tanto viviendas habituales como temporales. El 14% son edificios sin uso residencial y el 3,5% son sólo de vivienda temporal.

En cuanto a las condiciones de los edificios de viviendas, un 93,1% están en buen estado de conservación, si bien más de la mitad, el 51,7% no disponen de ascensor y el 74,1% no son accesibles para personas con movilidad reducida.


388

Noticias relacionadas


EN PORTADA


Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.