Sanimobel cabecera
FCC web

Medio Ambiente


El AMB reclama al Gobierno un plan de estabilización del litoral metropolitano barcelonés

Tras un estudio, el organismo objeta que si no se realiza un plan estructural de resiliencia, las playas del litoral metropolitano sur podrían perder más de 20 metros en 30 años

El AMB reclama al Gobierno un  plan de estabilización del litoral metropolitano barcelonés
205

Acciona Web

Los estudios previos de la dinámica litoral del sur metropolitano de Barcelona y la propuesta de actuaciones de mejora y protección del litoral metropolitano norte concluyen que las playas tienen un déficit de arena muy importante debido a infraestructuras como el dique del río Llobregat y el puerto del Masnou. Si no se realiza un plan estructural de resiliencia, las playas podrían perder más de 20 metros en 30 años. Por eso, el AMB pide al Gobierno español un plan de estabilización del litoral metropolitano y extiende la mano para coordinarlo.
 
Los indicadores y resultados más significativos de los estudios previos de la dinámica litoral del sur metropolitano son los siguientes:
 

  • Se pierden 160.000 m3 anuales de arena en el delta del Llobregat.

  • Las aportaciones anuales de arena del puerto de Barcelona en cumplimiento de la Declaración de impacto ambiental (DIA) son insuficientes y la granulometría no es adecuada.

  • El dique del río Llobregat tiene un papel negativo en la regeneración de las playas del delta del Llobregat. Esta infraestructura, que tiene 8 metros de profundidad, actúa como “trampa” de sedimentos, que descienden hasta esta profundidad y después se quedan atrapados. Así pues, la cuenca sedimentaria del río Llobregat se ha desconectado del delta, lo que rompe la dinámica natural de aportación y transporte de sedimentos, que a su vez son regeneradores naturales de arena en las playas.

  • Las playas del litoral metropolitano sur retroceden un metro de media anual.

  • Los temporales han incrementado notablemente desde 2017, siendo más prematuros, intensos, frecuentes y largos. Esta coyuntura aumenta la erosión y la inundabilidad de las playas.

 
Estos resultados e indicadores complementan un primer estudio de las playas del delta del Llobregat, en el que el AMB descubrió un sistema de barras de arena sumergidas que podría proteger las playas del litoral metropolitano sur, con 1,5 metros de altura y una longitud de 20 kilómetros.
 


 
Propuestas concretas de protección y mejora del litoral

A partir de los Estudios previos para la estabilización de las playas de Sant Adrià de Besòs, Badalona y Montgat, el AMB ha trabajado en un documento de propuestas y actuaciones en las playas del litoral metropolitano norte.

 

Las alternativas propuestas intentan dar soluciones de estabilización, especialmente en tres ámbitos concretos: en la playa de Les Roques y las playas del norte del municipio de Montgat, y en la playa de la Mora en Badalona


 
Las soluciones y medidas que se plantean se adaptan a las particularidades, necesidades y condiciones geográficas de cada playa:
 

  • Montgat norte: construir tres espigones y un dique exento, generando un total de 5 playas con longitudes de entre 450 y 500 metros. Otra alternativa sería sustituir el dique por un espigón perpendicular a la costa y colocar un martillo sumergido de 2 metros de francobordo y 95 m de longitud. Además, debería haber un aporte de arena gruesa, con un diámetro superior a 1 mm. Los volúmenes estimados oscilan entre los 220.000 y 315.000 m3 de arena.

  • Playa de las Rocas. Construir un espigón de 75 metros de largo situado en el límite de la escollera que ya existe en el extremo suroeste, que permita tener una anchura media mínima de unos 30 metros y que proteja la playa de las pérdidas provocadas por oleaje. Los aportes de arena se cuantifican en 15.000 m3 con un grano de 1 mm de diámetro.

  • Playa de la Mora: construir dos espigones, uno al norte, aprovechando estructuras existentes y haciendo crecer una parte sumergida, de modo que se configuraría un nuevo tramo de 45 m de longitud. El segundo estaría en el sur, con 95 metros de largo. La arena aportada, cuantificada en 65.000 m3, debería ser gruesa, de un tamaño de grano de 1 mm. Además, es necesaria una estructura sumergida de retención de arenas situada paralelamente a la playa y con 2 m de francobordo.

  • Playa de la Barca María: retirar la escollera actual al pie del talud del paseo y sustituirla por un tubo de geotextil llenado de arena, al igual que el que el Ministerio ha ejecutado en la playa de Gavà. Si la playa se encuentra en estado precario y llega un temporal, esta infraestructura garantiza que no habrá socavamientos y no se pondrá en riesgo el paseo. Aparte del geotubo, habría que realizar aportaciones iniciales de arena de 1 mm de diámetro y un total de 58.500 m3.

 

Puerto del Masnou: barrera de sedimentos negativa 

El puerto de El Masnou, como otros del Maresme, actúa como una infraestructura de barrera para la dinámica natural de los sedimentos transportados por las corrientes marinas a la costa central, que viajan de noreste a suroeste. El transporte de sedimentos se cuantifica entre 50.000 y 100.000 m3/año, que quedan atrapados en la estructura portuaria. Esta circunstancia implica que no hay aportaciones de arena en las playas de Montgat de forma natural.
 
Este informe propone restablecer el movimiento de los sedimentos a través de la técnica del bypass: movilizando en barco (draga) una parte de la arena desde el norte hacia la parte meridional del puerto, en las playas de Montgat. Hasta ahora se hacía un aporte de arenas desde la bocana hasta el sur del puerto, pero se efectuaba en la playa sumergida (en el fondo submarino), y no tenía efecto sobre la ampliación de superficie de la playa útil (parte emergida) ). Así pues, estas aportaciones deben realizarse en la parte seca o emergida.
 

El AMB extiende la mano al Ministerio para la Transición Ecológica

El organismo metropolitano ofrece la máxima colaboración técnica e institucional a los organismos competentes y extiende la mano a la Generalitat y al Gobierno español para empezar juntos un plan de resiliencia del litoral metropolitano en un marco de cooperación interadministrativa. Estas medidas siguen dos estrategias distintas: actuaciones urgentes y a corto plazo consistentes en aportaciones de arena en las playas que lo requieran, y un plan de resiliencia a medio y largo plazo que sea estructural y permita recuperar y conservar las playas metropolitanas.
 
El AMB pone de relieve las actuaciones que el MITECO ha puesto en marcha en el litoral metropolitano aunque los procesos administrativos ralentizan un proceso que convendría que fuera más rápido para hacer frente a la regresión cada vez más acentuada:
 

  • El proyecto de descontaminación de la playa del litoral en Sant Adrià de Besòs

  • La previsión es terminar las actuaciones de descontaminación en verano de 2023

  • La redacción del proyecto de protección y estabilización de las playas del delta del Llobregat

  • Actualmente se encuentra en proceso de adjudicación

  • La redacción del proyecto de estabilización de las playas de Montgat

 

Se encuentra en la fase de licitación y está previsto que la adjudicación sea antes de fin de año

 


205

Noticias relacionadas


EN PORTADA