Sanimobel cabecera
FCC web

Medio Ambiente


El ÀMB multiplicará el potencial fotovoltaico con nuevas instalaciones por toda Barcelona

Su finalidad última es acelerar la transición energética con un coste cero para los municipios

El ÀMB multiplicará el potencial fotovoltaico con nuevas instalaciones por toda Barcelona
213

Acciona Web

Durante el año 2024 y el primer semestre del año 2025, el AMB tiene previsto construir 146 nuevas instalaciones fotovoltaicas. Sumadas a las que ya están en funcionamiento, el 100% de los municipios metropolitanos (Barcelona cuenta con inversión propia del Ayuntamiento) tendrán alguna de estas instalaciones. “Las nuevas instalaciones producirán una cantidad de energía equivalente al consumo de más de 4.200 hogares (10,5 MWp potencia en total) y representará el 4,1% del consumo energético de todos los suministros municipales.

Janet Sanz, vicepresidenta de Acción Climática y Agenda Estratégica Metropolitana del AMB, ha manifestado que “Desde el AMB hacemos este esfuerzo por sacar adelante proyectos de energía verde con el objetivo de ser responsables con el presente y el futuro de nuestro territorio. Queremos asegurar que sobreviva, y que sea un espacio donde vivir con dignidad. Ante mensajes catastrofistas, estamos demostrando que existe esperanza. En este sentido, estos proyectos están en plena sintonía con los logros marcados por la Unión Europea. Una de ellas, la de reducir en un 25% las emisiones de carbono derivadas de la producción eléctrica”.

Por su parte, Guille López, consejero delegado de Acción Climática y Agenda Estratégica Metropolitana del AMB, ha añadido que “hemos buscado fórmulas innovadoras que gracias a colaboraciones con el sector privado suponen una aceleración de la transición energética con un coste cero para los municipios. Esto nos permite, en un contexto de aumento de los costes de la energía, generar un importante ahorro energético y económico para los municipios.”

Los dos tipos de instalaciones que se van a construir ya están en funcionamiento en varios municipios metropolitanos: cubiertas fotovoltaicas (instalaciones de placas solares en las cubiertas de equipamientos públicos, para abastecer parte del consumo del edificio) y fotolineras ( puntos de recarga para vehículos eléctricos que generan la energía mediante placas solares).

 

Esta nueva ola de instalaciones sin precedentes supondrá multiplicar por seis la energía fotovoltaica generada en este tipo de instalaciones respecto a 2023

 

Varias fuentes de financiación

Las 146 nuevas instalaciones se desplegarán mediante el Plan de sostenibilidad ambiental (PSA) del AMB, fondos europeos y la fórmula de colaboración público-privada ESCO.

El PSA es un plan de inversiones de 110 millones de euros que busca impulsar proyectos de desarrollo compartido entre los ayuntamientos y el AMB, para reforzar las políticas metropolitanas y adaptarlas a los requerimientos surgidos a raíz de la cóvid-19. Del PSA, los municipios han seleccionado los proyectos a partir de un catálogo de actuaciones ambientales con criterios que contribuyen a alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible de Naciones Unidas, y teniendo en cuenta la situación de emergencia climática actual. Las instalaciones financiadas con fondos del PSA representan una potencia de 5,7 MWp en 18 municipios metropolitanos con una inversión total de 8,34 M€.

En segundo lugar, el AMB recibido recursos provenientes del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), desplegado en diferentes fases, distribuyéndolos entre los municipios metropolitanos. Estos recursos permitirán que a mediados de 2025 haya una potencia de 4,4 MWp con una inversión ejecutada de 6 M€.

Sin embargo, para dar un salto en la generación renovable, es necesario contar con fórmulas de carácter innovador. Por eso, en 2023 se empezó a impulsar un tipo de contrato público dirigido a empresas de servicios energéticos interesadas en invertir en instalaciones fotovoltaicas. Estas empresas recuperan la inversión a través del ahorro que generan con el autoconsumo en los suministros municipales. Dentro de esta modalidad, llamada ESCO, una vez ha transcurrido el período de amortización de la inversión (unos 15 años), estas instalaciones devuelven al Ayuntamiento, que a partir de entonces disfrutará de la totalidad del ahorro generado y de la propiedad de la instalación.

Las grandes ventajas de la modalidad ESCO son:

  • La consecución de los objetivos climáticos de cada ayuntamiento desde el inicio, sin inversión ni pujas.

  • Disponibilidad de capital para inversión en el municipio en casos que carecen de retorno económico directo, como servicios sociales, promoción cultural, espacio público, etc.

  • Economías de escala y simplificación de la gestión administrativa y técnica.

  • Único modelo que permite invertir en instalaciones fotovoltaicas en el 100% de cubiertas municipales de edificios con mucho autoconsumo y rentabilidad, como los polideportivos, y reservar los fondos propios del AMB y de los ayuntamientos para edificios con poco autoconsumo, como las escuelas.

Un total de 11 ayuntamientos metropolitanos, que suman un total de 328.398 habitantes, han apostado por esta opción por financiar instalaciones fotovoltaicas en sus equipamientos. El contrato de servicios energéticos presenta la ventaja de que los ayuntamientos no deben realizar ninguna inversión inicial y que las empresas adjudicatarias se responsabilizan del buen funcionamiento de las instalaciones durante la totalidad del contrato.

 

A fecha de hoy, en todo el territorio metropolitano existen un total de 13.841 instalaciones fotovoltaicas, entre públicas y privadas, con 132,90 MWp de potencia

 

Las 146 instalaciones promovidas por el AMB en el período 2024-2025 supondrán un incremento de casi el 8% de la potencia instalada actualmente. La potencia media de las instalaciones metropolitanas será de aproximadamente 70 kWp, muy por encima de la potencia media actual, en la que sólo el 5,2% de las instalaciones tienen potencias superiores a 25 kWp.

 

El próximo paso, la eficiencia energética

Dando continuidad al modelo ESCO, el AMB está preparando su replicación para incrementar la eficiencia energética en equipamientos municipales de gran consumo. Así, con financiación del European Energy Efficiency Fund (EEEF) ha iniciado la realización de 77 auditorías energéticas en 15 ayuntamientos (el equivalente a 29 GWh), que deben permitir preparar una licitación ESCO de eficiencia para realizar las inversiones necesarias.

El potencial de ahorro estimado, que deberá verificarse con las auditorías, es del 20 % en los suministros de los equipamientos auditados.

 


213

Noticias relacionadas


EN PORTADA