Sanimobel cabecera
FCC web

Urbanismo


El AMB construye los primeros cuatro equipamientos públicos de madera dentro del territorio metropolitano

La construcción de los edificios supone una inversión superior a los 6,7 millones de euros, financiada por el AMB y los ayuntamientos de Ripollet, Montcada i Reixac, Sant Vicenç dels Horts y Tiana

El AMB construye los primeros cuatro equipamientos públicos de madera dentro del territorio metropolitano
224

El AMB construye los primeros cuatro equipamientos públicos realizados con estructura de madera dentro del territorio metropolitano tras la exitosa experiencia del edificio PISA de Cornellà de Llobregat, una promoción de vivienda de protección oficial que ha ganado diferentes premios de arquitectura .

Los cuatro equipamientos son el Archivo Municipal de Ripollet, la guardería El Vivero de Montcada i Reixac, la guardería El Petit Mamut de Sant Vicenç dels Horts y la ampliación del instituto de Tiana.

El Archivo Municipal de Ripollet se acabará previsiblemente en otoño, el instituto de Tiana está casi finalizado, la guardería se encuentra en proceso de ejecución y la guardería está en fase de proyecto.

Las principales ventajas y beneficios de la construcción con madera que cumplen estos cuatro edificios son los siguientes: 

  • Innovación. La construcción con estructura de madera consiste en un sistema constructivo prefabricado que supone un mayor control de la obra y una optimización del tiempo de ejecución. 
  • Descarbonización. La incorporación de materiales reciclados y reciclables (como la madera) comporta una reducción de la huella de carbono durante las obras de ejecución. Además, la madera tiene capacidades para almacenar CO₂. 
  • Sostenibilidad. Los edificios reducen la huella ecológica y minimizan las emisiones de CO2.
  • Regulación térmica. La madera como material tiene un “efecto albedo” más elevado que otros materiales: tiene mucha capacidad de reflejar la radiación solar y, por tanto, no acumula tanto calor como un edificio de hormigón.
  • Impulso al producto nacional o de km0. La mayoría de la madera utilizada proviene de bosques españoles. De esta forma, el AMB favorece el mercado nacional y al mismo tiempo minimiza la huella de carbono en el proceso de transporte. 

 

El ciclo metropolitano de la madera: desde la planificación hasta la construcción 

El AMB está apostando por una gestión integral del ciclo de la madera con el objetivo de mejorar la gestión de los bosques, reactivar la economía del sector, impulsar la construcción de edificios sostenibles y el aprovechamiento de la madera de los árboles. Estos logros coinciden con el reconocimiento europeo de la metrópolis de Barcelona como Ciudad Europea del Bosque 2022, un certamen del European Forest Institute (EFI) que avala la gestión metropolitana de los espacios naturales. 

Los proyectos metropolitanos más importantes en la gestión de la madera son los siguientes: 

  • En relación al planeamiento urbanístico, el Plan Especial de Collserola (PEPNat) incorpora y admite la gestión forestal como estrategia fundamental para mejorar la salud de los bosques y reducir el riesgo de incendios forestales. 
  • En el ámbito de las políticas de vivienda, el IMPSOL ha construido el edificio PISA: una promoción con estructura de madera en Cornellà de Llobregat que ha ganado distintos premios, el más reciente de ellos el Premio de Arquitectura Española, otorgado la semana pasada por el Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos de España (CSCAE).
  • Construcción de calderas de biomasa. Se trata de cinco instalaciones en Pallejà, Corbera de Llobregat, San Boi de Llobregat, San Clemente de Llobregat y Torrelles de Llobregat, que suministran energía a partir de la madera de las de las montañas del Baix. 
  • Dentro del diseño y gestión integral de los parques y playas, el AMB tiene en cuenta la madera en la implementación de equipamientos, en el mantenimiento rutinario y en las actividades de promoción y conservación. Jordi Bordanove, coordinador de promoción y conservación de espacio público del AMB, dice que "la madera es un material esencial en el espacio público". Jona Garcia, arquitecto de espacio público del AMB, afirma que "la madera es un elemento mucho más amable y armónico, con una mayor integración paisajística".

Buena parte del mobiliario que se instala es de madera (mesas, sillas, barandillas), así como los módulos exteriores de las Naturaules y el aula de educación ambiental Isabel Muñoz de Can Zam. Además, se aprovecha el arbolado caído durante los temporales para construir refugios de biodiversidad o para hacer acolchado, un compuesto beneficioso para los espacios verdes. En las playas, el AMB recoge los troncos arrastrados por las corrientes marinas y los coloca en los espacios dunares, que sirven para potenciar la biodiversidad.


224

Noticias relacionadas


EN PORTADA