Sanimobel cabecera
FCC web

Medio Ambiente


El AMB amplía su red metropolitana de refugios climáticos contra las olas de calor

Durante el mes de junio se iniciará una campaña de comunicación informativa en las principales emisoras de radio y los comercios de proximidad dirigida a la población vulnerable al calor

El AMB amplía su red metropolitana de refugios climáticos contra las olas de calor
212

Acciona Web

El AMB ya ha activado la red metropolitana de refugios climáticos (XMRC), que consta tanto de espacios interiores con climatización (bibliotecas, centros cívicos y otros equipamientos públicos) como exteriores (los grandes parques metropolitanos). Estos espacios permiten a la ciudadanía refugiarse de las temperaturas extremas de los meses más cálidos, especialmente durante las olas de calor como la que la metrópolis está sufriendo estos días.

En colaboración con 9 ayuntamientos metropolitanos (Badía del Vallés, Castelldefels, Cornellá de Llobregat, Hospitalet de Llobregat, Montcada i Reixac, San Boi de Llobregat, Viladecans, Sant Feliu de Llobregat y Santa Coloma de Gramenet), el AMB dispone de una red de 55 espacios públicos que ofrecen el servicio de refugio climático a la ciudadanía, en especial a las personas más vulnerables.

Este verano la XMRC ha multiplicado los espacios refugio: se ha pasado de los 20 refugios de la pasada temporada a los 55 de este año. De estos 55 refugios, el 45% son parques refugio y 55% equipamientos interiores, mayoritariamente bibliotecas.

Con la cobertura actual de la XMRC, un 46,23% de la población metropolitana (sin Barcelona, ​​que ya dispone de refugios) tiene un refugio climático a menos de 10 minutos a pie desde su casa. En los próximos años, el AMB, con la colaboración de los municipios, seguirá ampliando la red, para proporcionar espacios de resguardo a un porcentaje más elevado de personas.

 

Durante el mes de junio se iniciará una campaña de comunicación informativa en las principales emisoras de radio y los comercios de proximidad dirigida a la población vulnerable al calor. El objetivo es dar a conocer los refugios y sus beneficios.

 

Atención especial a las personas mayores y población vulnerable

Este año, como novedad y en colaboración con la Diputación de Barcelona (Servicio Local de Teleasistencia), se realizarán talleres presenciales para personas de más de 65 años donde se explicarán los impactos del cambio climático sobre la salud humana y principales recomendaciones para soportar el calor, como la utilización de los refugios climáticos. Los talleres se realizarán en los mismos refugios interiores y contarán con la participación del programa educativo del AMB Compatim un Futur.

Con el objetivo de dar herramientas para mejorar notablemente el potencial termorregulador de los espacios verdes, el AMB también ha creado una guía de criterios bioclimáticos, que incluye los criterios de diseño, actuación y gestión de estos espacios. Asimismo, se incluye un anexo con 147 especies y sus características para mejorar la calidad bioclimática de los espacios verdes.

Este verano se instalarán medidores fijos en algunos parques refugio y se evaluará el potencial termorregulador de parques de menos de 0,5 ha mediante datos como la temperatura del aire, la humedad relativa, la velocidad y dirección del viento , la radiación solar, etc. Esta información puede proporcionar una valiosa referencia para planificar y diseñar nuevos refugios y mejorar los existentes.
 

 

Las oleadas de calor, cada vez más frecuentes

En los últimos 36 años se han contabilizado 10 oleadas de calor en el territorio metropolitano, con lo que cada cuatro años se produce un episodio de temperaturas extremas. De estas 10 oleadas, 7 se han producido en los últimos 16 años, lo que conlleva una frecuencia de más de una ola de calor cada dos años. La última ola de calor extremo en la metrópolis de Barcelona fue entre el 25 y el 29 de junio de 2019, con 43,5 ˚C en Castellbisbal, 37,7 ˚C en el Observatorio Fabra de Barcelona y 36 ˚C en Viladecans.

Las oleadas de calor repercuten directamente en el confort e influyen en el estado de salud de la población. El calor extremo puede provocar descompensación de enfermedades crónicas, deshidratación o agotamiento, lo que también implica un aumento de los ingresos hospitalarios. Todos estos efectos sobre la salud son inmediatos o suelen ocurrir pocos días después del episodio de altas temperaturas.


212

Noticias relacionadas


EN PORTADA