Sanimobel cabecera
FCC web

Medio Ambiente


El alcalde de Valencia anuncia el primer plan verde y de la biodiversidad de la ciudad para hacer frente al cambio climático

El Plan Verde y de la Biodiversidad del Ayuntamiento contempla la creación y recreación de hábitats naturales y saludables en la ciudad

El alcalde de Valencia anuncia el primer plan verde y de la biodiversidad de la ciudad para hacer frente al cambio climático
518

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, acompañado del vicealcalde y concejal de Ecología Urbana, Sergi Campillo, ha presentado este Plan, que comenzará a proyectarse en 2020 con la horizonte puesto en 2050, en el Parque Central, el último gran parque habilitado en Valencia, «y que es un modelo de inserción de la naturaleza en la ciudad».

«No se trata sólo de hacer parques (que también), sino de entender globalmente la ciudad como un espacio potencialmente saludable», ha resaltado el alcalde antes de aclarar que, entre los objetivos de esta iniciativa, también se encuentran «la pacificación del tráfico y la resiliencia, es decir, la aplicación de medidas para el desarrollo sostenible».

Joan Ribó, que aseguró «que venimos de un silencio antiguo y muy largo», recordó «que los técnicos del Ayuntamiento hicieron buenos planteamientos durante los años de gobierno popular, en cuyo contexto se aprobó el PMUS en materia de movilidad, que guardó inmediatamente en un cajón, al igual que el Plan Verde de 1994, diseñado por el ingeniero agrónomo Pedro José Salvador Palomo, que también se quedó en un cajón durante los 24 años del gobierno anterior ». Tal y como ha dicho el alcalde, "afrontamos un nuevo Plan Verde y de la Biodiversidad, teniendo en cuenta por primera vez los efectos y la prevención del cambio climático, en una iniciativa pionera en España».

 

Creación de una oficina verde

«El anterior gobierno, en su último mandato en el Ayuntamiento invirtió 3'5 millones de euros en parques y jardines, mientras que entre los años 2015 y 2019 hemos invertido hasta 9 millones de euros», concretó el alcalde en indicar que durante su mandato anterior «el Ayuntamiento ya empezó a recuperar las políticas verdes». «Y ahora proponemos planificar a medio y largo plazo, entre todos y todas, un modelo de ciudad verde para Valencia, que contará con una Oficina Verde, sea el modelo para el resto de ciudades».

Por su parte, concejal de Ecología Urbana, Sergi Campillo, ha hecho un repaso de las intervenciones medioambientales del primer gobierno de Juan Ribó, «durante el cual todos los distritos ampliaron las zonas verdes, con parques recuperados como el de Benicalap, y con la creación de nuevos espacios verdes como los Parques Central y el de Malilla». Y seguidamente reiteró que el próximo objetivo del gobierno municipal es «llenar los vacíos de la ciudad de verde, y fomentar la coparticipación ciudadana en esto».

En este sentido, el concejal ha explicado que la ciudadanía participará en el diseño de este nuevo plan. De hecho, ha manifestado, «estamos generando un tejido de complicidades con asociaciones vecinales, ambientalistas, escuelas, empresariado, y universidades, entre otras entidades».

Ribó ha desgranado los objetivos y las grandes líneas de este Plan Verde y de la Biodiversidad de Valencia 2020-2050, que pasan por una ampliación y mejora de los espacios verdes, bajo una concepción de renaturalización, es decir, apostar por «una jardinería mediterránea, adaptada a nuestro medio, y que sea propicia para la creación de biodiversidad ». En este punto, ha tomado como referencia el modelo que plantea para las ciudades el Centro de Resiliencia de Estocolmo, con un Mapa de la Biodiversidad de Valencia que servirá de «guía urbana verde».

También se apostará por «desplegar diferentes usos de las zonas verdes para la ciudadanía: espacios de esparcimiento, ocio, deporte, huertos urbanos, áreas de socialización de animales de compañía, y microespacios configurados por el propio vecindario en plazas, calles, y espacios en desuso ».

Todo esto requiere «de una concienciación ciudadana que trabajaremos a través de planes de participación específicos, tanto para diseñar el propio Plan Verde, como para el diseño de nuevo espacios y reconfiguración de los ya existentes, y también a través de los presupuestos participativos».

La resiliencia frente al cambio climático contemplará acciones diversas para evitar «el efecto isla de calor» en la ciudad. El alcalde se ha referido específicamente a un trabajo que «toma como referencia hasta 5 puntos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas», y concretamente ha citado el 3, el 11 y el 13, referidos a la garantía de una vida saludable y el bienestar de todas las personas; conseguir ciudades inclusivas, seguras, resilientes y sostenibles; y finalmente adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático. «No se trata sólo de conservar lo que tenemos, sino también recuperar lo que hemos tenido a lo largo de la historia y de fomentar un futuro cada día más verde».


518

Noticias relacionadas


EN PORTADA


Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.