Email Contraseña Olvidé mi contraseña
30/11/2017 | Iluminación | Nacional

Comienza el Plan de Renovación Integral del Alumbrado 2018-2020 de Barcelona con un presupuesto de 18 millones

El Ayuntamiento de Barcelona ha comenzado la mejora y la remodelación de las instalaciones lumínicas de la ciudad. Las instalaciones de alumbrado de una ciudad forman parte intransferible del paisaje urbano, de día y de noche. La iluminación de la vía pública transmite sensación de seguridad, comodidad y confort y aporta calidad al espacio público.

 

Las actuaciones de mejora se enmarcan en el Plan de Renovación Integral del Alumbrado 2.018 a 2.020. Los objetivos del Plan de Renovación Integral (PRI) son: mayor seguridad, eficiencia energética y gestión inteligente, adecuación a la normativa vigente y mejor salud y calidad ambiental para la ciudadanía. Este Plan se complementa con las actuaciones de mejora previstas en la contrata de conservación y mantenimiento del alumbrado público de la ciudad, que año tras año, según las necesidades detectadas, va complementando este plan de renovación integral.

 

El Plan de Renovación Integral del Alumbrado 2018-2020 actuará en más de 200 calles y instalará 10.000 nuevas luminarias LED en todos los distritos de la ciudad. El presupuesto del Plan de Renovación Integral es de 18 millones de euros: 14 millones de euros de inversión y 4 millones de mejoras de mantenimiento para este mandato.

 

En cuanto al ahorro energético:

  • La actuación prevé cambiar unas 10.000 luminarias, aproximadamente el 7% del parque, lo que supone un ahorro del 5% de potencia contratada 
  • A nivel energético supone un ahorro de alrededor de 3.620 MWh / año que equivaldría al consumo eléctrico de unas 1.550 familias

 

Estas mejoras aportan a la ciudad más sensación lumínica, no se aporta más luz sino que se reparte mejor para la aplicación de las últimas tecnologías lumínicas; también se aporta más uniformidad lumínica para evitar la sensación de manchas de luz mejorando la claridad de ruta; incorpora la máxima eficiencia energética y optimización funcional en incorporar sistemas de regulación y control. Por lo tanto, se está aportando más sensación de luz, con más control y más sensación de seguridad para la ciudadanía.

 

Para la definición del Plan se ha hecho un análisis previo de las instalaciones desde el Departamento de Alumbrado, se han hecho reuniones con cada distrito para explicar criterios y necesidades detectadas y conocer sus demandas. Para la selección de las calles se ha priorizado las instalaciones con problemas de seguridad eléctrica, la antigüedad de las instalaciones (anteriores al 1976), averías repetitivas, problemas de luminosidad y / o afectación del arbolado.

 

El calendario del PRI es el siguiente: tras la selección de calles, de la redacción del proyecto global que incluye el proyecto básico de cada uno de las calles y de las licitaciones, de aquí a fin de año se hará la adjudicación y la formalización de los contratos y se ejecutarán las obras de remodelación de enero de 2018 a octubre de 2020.

 

Mapa de actuaciones Plan de Renovacin Integral 2018-2020 y del mantenimiento 2017

 

Hacia la tecnología LED

 

El Plan recoge que 10.000 luminarias se sustituirán por LEDs. El cambio a la tecnología LED supone más seguridad, salud y calidad ambiental, reduce el consumo de energía, mayor durabilidad de las bombillas e iluminación más uniforme. Además de recuperar la luz blanca eficiente en la ciudad que tiene más reproducción cromática aportando más sensación de luz y como consecuencia más sensación de seguridad en las calles. Se trata de cambiar a tecnología LED, con una temperatura de color adecuada, incorporando elementos de regulación lumínica y control funcional.

 

LED es la sigla de Luminiscence Emitting Diode (diodo emisor de luz). Detrás de este acrónimo hay una tecnología en pleno desarrollo y que tiene uno de los principales retos en el campo de la iluminación de exteriores. El Led es un diodo o semiconductor muy sencillo que, en determinadas condiciones eléctricas, emite luz dado el movimiento de los electrones en su interior. Se trata de un dispositivo electrónico, no de un dispositivo de descarga como son las lámparas actuales. Por sus reducidas dimensiones y versatilidad se considera el potencial del LED muy elevado para que el reducido tamaño suma también, una larga vida ya que no tiene filamentos ni gas interno con lo que los niveles de desgaste son también más bajos.

 

La ciudad está evolucionando hacia una mejor sensación lumínica en las calles, no para que incorporamos más luz sino porque se reparte mejor y hay una mayor eficiencia energética en incorporar las mejores tecnologías lumínicas del mercado. El gráfico explica cómo está evolucionando a tecnologías lumínicas más eficientes con un 0% de la tecnología lumínica más contaminante que es el vapor de mercurio.

 

 

El alumbrado público de Barcelona

 

Actualmente los criterios de iluminación apuestan por tener más cuidado para el peatón, integrar la movilidad sostenible, reconsiderar el verde urbano y realzar los valores arquitectónicos clásicos o iconográficos. Anteriormente, la iluminación se había centrado en el plano horizontal considerando principalmente las vías de circulación, sobre todo de vehículos, contemplando puntualmente algunos edificios como grandes iconos representativos.

 

La ciudad de Barcelona cuenta con más de 146.000 puntos de luz entre viario y artístico, un conjunto desigual fruto de renovaciones urbanísticas y de mantenimiento aisladas que han dado lugar a una disparidad de criterios, modelos y resultados.

 

Los servicios municipales velan para generar una imagen nocturna de la ciudad que busca el equilibrio entre el orden funcional y el orden estético, incorporando nueva tecnología en el alumbrado, como la LED, pero también elementos de gestión como la regulación, la posibilidad de telecontrol y en general, nuevas soluciones tecnológicas que permitan avanzar hacia una ciudad más sostenible y eficiente, tanto en las calles, avenidas y plazas, como en la iluminación de edificios o elementos singulares.

 

Barcelona tiene dos tipos de instalaciones: alumbrado viario y alumbrado artístico:

  • Instalaciones de alumbrado viario: 
  • 119.438 soportes 
  • 144.357 luminarias 
  • 150.499 lámparas (75% VSAP, 10% led y 15% de otras tipologías) 
  • 3.036 cuadros de mando
  • El alumbrado público tiene una potencia eléctrica instalada de 17.600kW
  • El consumo de energía eléctrica anual es de unos 82.000 MWh / año, unos 54 kWh / año por habitante. Este consumo representa el 20% del consumo total de energía del Ayuntamiento de Barcelona.
  • Actualmente más del 50% de la potencia contratada está telecontrolada.
  • Los niveles lumínicos de la ciudad están en torno a los 20-30 lux

 

Las actuaciones municipales en materia de alumbrado público se ajustan a los niveles de luminosidad establecido por las autoridades y organismos competentes.Las recomendaciones a nivel internacional y según el comité Español de la Iluminación (CEI), establece los niveles lumínicos necesarios en una ciudad a nivel de seguridad y visibilidad van de 5 a 30.

¿Quiere recibir noticias como esta en su correo?



Buscador

Enero 2019

< >
L
M
X
J
V
S
D
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación del Usuario y realizar análisis estadísticos sobre su utilización. Si continúa navegando se considerará que acepta la totalidad de condiciones del Aviso Legal y Política de Privacidad, incluida la Política de Cookies. Pulse Aceptar para dejar de visualizar este mensaje.