Sanimobel cabecera
FCC web

Movilidad


Comienza a perfilarse la Zona de Bajas Emisiones de Tarragona

Para el año 2023 la ZBE debe estar señalizada y sus soluciones tecnológicas implementadas, pudiendo iniciar ese año su puesta en marcha de manera progresiva

Comienza a perfilarse la Zona de Bajas Emisiones de Tarragona
861

En la Comisión Informativa de Territorio, Sostenibilidad y Seguridad de Tarragona, el consejero de Territorio y Movilidad, Xavier Puig, ha expuesto a los grupos políticos cómo se está preparando de la Zona de Bajas Emisiones de Tarragona (ZBE), teniendo en cuenta que ésta debe estar implantada durante el 2023 en aquellas ciudades de más de 50.000 habitantes. 

Puig ha destacado que “la implantación de las Zonas Bajas Emisiones se ajusta perfectamente con la visión que tenemos desde el gobierno de caminar hacia una ciudad con un mayor protagonismo del peatón y la movilidad sostenible. Acciones como la peonización de calles, la creación de parkings disuasorios, la construcción de carriles bicicleta y la implantación de la ciudad 30 son ejemplos claros de esta visión de la movilidad”. El conseller también ha puesto de manifiesto que "estamos buscando una fórmula progresiva de implantación que sea lo más consensuada y participada posible, y que sobre todo no deje atrás a nadie".  

 

Preparación

Actualmente, la consultora especializada en movilidad Doymo está realizando diferentes tareas:

  • Prepara la documentación necesaria de cara a próximas convocatorias de ayudas europeas, que se prevé que salgan próximamente. 

  • Está trabajando en la elaboración del pliego de condiciones para licitar un proyecto integral para implantar la solución tecnológica de la ZBE que incluye la instalación de cámaras, plataforma integrada de control de autorizaciones, información al usuario, entre otros.

  • Paralelamente, también se ha llevado a cabo un estudio del control de la calidad del aire de forma localizada en varios puntos de la ciudad. Las conclusiones de este estudio serán un dato importante para la delimitación de la ZBE y, a la vez, una referencia de cómo evolucionan los niveles de contaminantes (CO2, NOx y PM) derivados del tráfico rodado en función de las medidas que se vayan implementando: reducción de vehículos más contaminantes, potenciación de la movilidad activa (bicis, patinetes, andar...) y el transporte público, entre otros. 

Además, desde el Ayuntamiento, técnicos de diversos departamentos como Movilidad, Medio Ambiente, entre otros, se están formando en este ámbito. En este sentido, Tarragona se ha adherido a la Red de ciudades para una movilidad de bajas emisiones , promovida por Oviedo y La Coruña, a la que pertenecen ya ciudades como Madrid, Barcelona y Valencia. 

Todas estas acciones van encaminadas a tener la ZBE señalizada e implementadas las soluciones tecnológicas en 2023, para poder iniciar la gestión de la ZBE de forma progresiva. 


861

Noticias relacionadas


EN PORTADA