Sanimobel cabecera
FCC web

Urbanismo


Bilbao ejecutará diez proyectos para mejorar la accesibilidad y eliminar barreras arquitectónicas en la ciudad

El Ayuntamiento ha presentado las actuaciones que acometerán en los próximos meses, a las que destinarán más de 23 millones de euros y que buscan incidir en la mejora de la calidad de vida

Bilbao ejecutará diez proyectos para mejorar la accesibilidad y eliminar barreras arquitectónicas en la ciudad
567

El Ayuntamiento de Bilbao abordará en los próximos meses la ejecución de varios proyectos de calado en la ciudad. Éstos se ubicarán en todos los distritos de la Villa y que van desde la ejecución de dos pasarelas de Artxanda a Elorrieta –con las que se cerrará el itinerario del Anillo Verde y lo conectarán con la Ría–, a la reurbanización de las arterias principales de Deusto o Txurdinaga, como son, Lehendakari Aguirre y Artazuriña. Pasando por otras intervenciones como la instalación de ascensores que resuelvan la accesibilidad en Solokoetxe, Artazu Bekoa y Masustegi; el diseño e implantación de nuevas áreas de juegos infantiles en Bolueta y Campo Volantín; una espectacular cubierta para un área de juegos en Doña Casilda; y la creación de un bosque y un lago en el Parque Etxebarria.

Así lo han presentado el Alcalde Juan Mari Aburto y el concejal de Obras, Planificación Urbana y Proyectos Estratégicos Asier Abaunza. En total, han desgranado diez proyectos que arrancan ahora y a los que se destinarán más de 23 millones de euros. “Hablamos de proyectos que están en barrios, barrios de todos los Distritos de la ciudad, que serán importantes para las y los vecinos de esos entornos ya que incidirán en la mejora de su calidad de vida, pero que, por su envergadura y repercusión, serán también tractores y acapararán miradas, no me cabe duda, porque son, sin duda, proyectos de ciudad”, ha señalado el Alcalde.

 

 Conexión entre el Anillo Verde y la Ría

Uno de esos proyectos que atraerán miradas, tanto de bilbainas y bilbainos como de quienes nos visiten, será la conexión entre el Anillo Verde y la Ría, a través de dos pasarelas peatonales de madera que integrarán y acercarán Artxanda y Zorrotzaurre con itinerarios peatonales y accesibles. Las dos arrancarán en el mismo lugar: en el puente peatonal existente sobre la carretera BI-604, en las inmediaciones del Colegio de las Esclavas de Fátima. La primera ascenderá hasta la cima del Monte Banderas, para continuar su itinerario por Berriz bidea, hasta su conexión con el Paseo Mirador de Artxanda. En total, 1,5 kilómetros de longitud. Y la segunda pasará por la ladera de Monte Cabras y llegará hasta Elorrieta, donde conectará con otro itinerario peatonal: Camino Ibarrekolanda, cuya última fase de obra ha concluido recientemente. Un total de 1.286 metros de longitud.

Sustentadas sobre pilares aislados, se construirán íntegramente en madera y estarán dotadas de alumbrado. Tendrán un ancho mínimo libre de obstáculos de dos metros y una pendiente máxima del 8 %, disponiendo en todo momento de barandilla y doble pasamanos. Cada una de ellas dispondrá, además, de dos miradores desde donde descansar y poder contemplar las magníficas vistas a la ciudad. La ejecución de la obra será lo más respetuosa posible con el entorno natural en el que se ubica. Por ello, los trabajos se realizarán principalmente de forma manual y, en caso de ser necesaria, la maquinaria a utilizar será de pequeñas dimensiones y compatible con las grandes pendientes del terreno

 

Cuentan, entre las dos pasarelas, con un presupuesto de licitación que supera los cuatro millones de euros: 2.289.622,08 euros para la primera y 1.904.523,50 euros para la segunda

 

Lehendakari Aguirre

La Avenida Lehendakari Aguirre, en Deusto, será sometida a una renovación integral. Un proyecto que se abordará como continuación, estética y funcional, de la recientemente finalizada obra de la Plaza San Pedro. Los trabajos que saldrán pronto a licitación aspiran a reordenar el espacio, de cara a dotar a la calle de un carácter mayoritariamente peatonal, con más presencia de zonas estanciales y más protagonismo de la vegetación y el arbolado. Las líneas generales de este proyecto pasan por replantear la sección actual de la calle, renovar los firmes y pavimentos, así como las redes de saneamiento y abastecimiento, el mobiliario y el alumbrado.

Se eliminará la medianera central del vial, se reducirá el número de carriles y ampliará el ancho de la acera, al tiempo que se incluirá un carril-bici bidireccional en el lado de los números impares. Se creará, además, una zona de paseo con áreas estanciales a lo largo de todo el recorrido y habrá también mayor presencia de zonas verdes y vegetación entre vial y paseo. El presupuesto de licitación de esta obra será de 5.727.753 euros y, una vez adjudicada, está previsto que se ejecute en un plazo de quince meses.

 

En total se actuará sobre 25.805 metros cuadrados que abarcan desde la rotonda de Don Bosco hasta la Plaza San Pedro

 

Ekobulebar

También experimentará un cambio importante la calle Artazuriña, en Txurdinaga. Esta vía será renovada en los próximos meses y se le dotará tanto de nuevo mobiliario como de elementos propios del Ekobulebar del barrio, proyecto de índole superior en el que se integra. De hecho, la obra que se plantea y que saldrá a licitación en los próximos días abarca un espacio mayor al de la propia calle, ya que se refiere al enlace entre la Basílica de Begoña y la entrada al túnel del Parque Europa a través del Paseo Santa Mónica y el propio Corredor de Artazuriña. Siguiendo los criterios del Ekobulebar de Txurdinaga, se dotará al recorrido de una estética fácilmente reconocible, con una baldosa a franjas rojas y un mobiliario específico en madera de pino clara y detalles en verde.

Se ampliarán los pasos de cebra, se semi-peatonalizará el carril ascendente y se crearán y/o renovarán zonas estanciales a lo largo de toda la calle –hasta hacer un total de cinco–, que ofrecerán a vecinas y vecinos áreas de descanso y conversación así como plazas de encuentro.

Asimismo se colocarán elementos en forma de hito en puntos clave del itinerario, como son cruces y giros, que –junto a la señalética específica– guiarán el tránsito. Con ese objetivo, se han diseñado unos arcos metálicos que, a modo escultórico, simulan un túnel ficticio por los que el peatón puede pasar o encontrarse en varias ocasiones a lo largo del recorrido. Una vez en el túnel del Parque Europa se podrá disfrutar de una íntegramente renovada iluminación, que ofrecerá un espectáculo de colores con luces de diferentes tonalidades adosadas a techos y paredes. Estas obras cuentan con un presupuesto de licitación de 1.885.489,66 euros y se prevé, una vez adjudicadas, se desarrollen en un plazo de seis meses.

 

Bosquete del Parque Etxebarria

Casi dos millones de euros se destinarán a la renovación de la zona sur del Parque Etxebarria, en el espacio situado entre Avenida Zumalacárregui y el campo de fútbol de Mallona. Un ámbito de actuación total de 17.192 metros cuadrados. El grueso de la intervención y las actuaciones de mayor calado se centrarán en 8.000 metros cuadrados, en la zona más próxima al campo, limitada por caminos peatonales y sin apenas pendientes.

En este espacio se creará una gran masa arbórea –con gran variedad de especies, de medio y gran porte, así como planta arbustiva– en forma de bosquete y en cuyo centro se incorporará una superficie o lámina de agua, a modo de lago o estanque artificial. Rodeándola e integrándola con el resto del parque se dispondrá una serie de caminos, paseos y senderos, así como dos nuevas zonas estanciales, en una de las cuales se instalará un área infantil con juegos de agua, y en la otra se colocarán difusores de agua.

Junto al estanque, se proyectan dos muelles con asientos que permitan el disfrute y descanso frente al agua. Estas nuevas plataformas, resueltas en estructura de madera, se conectarán con la red de caminos y paseos. El resto del ámbito, de casi 10.000 metros cuadrados, se diseñará en armonía con el bosquete, desde el punto de vista de la pavimentación, mobiliario y resto de elementos, pero sin llegar a realizar cambios significativos en la morfología del terreno, como sí ocurrirá en la primera zona. Se reforzará también el alumbrado de todo el ámbito.

El objetivo de este proyecto es el de generar un gran espacio de relax y disfrute, destinado a todas las edades, bien conectado y que busque equilibrio entre agua y vegetación y proporcione a la ciudadanía un lugar tanto de paseo como de contemplación. Estas obras tienen un plazo de ejecución de siete meses y cuentan con un presupuesto de 1.994.810,40 euros.

 

Campo Volantín

El Ayuntamiento va a abordar también la renovación integral de la zona infantil de Campo Volantín, espacio al que impregnará de una esencia mágica: la de la cultura y mitología vasca. Nuestros símbolos, nuestro patrimonio y nuestros mitos y leyendas tendrán cabida en ella.

A través de elementos de juegos inclusivos y uniformidad estética –a base de materiales como madera natural y acero–, se planteará un itinerario mágico con referencias continuas al concepto de bosque, a la arquitectura tradicional y a los seres mitológicos. Así, nos encontraremos con elementos y áreas de juego como la Playa de Lamia, el Columpio Tarttalo, la Casita de Sorgiña, el Rebaño de Basajaun, la Cueva de Mari, el Laberinto Eguzkilore o el Trampolín Marigorringo.

Una imaginativa propuesta argumentada, con referencias y explicaciones en euskera y castellano, que planteará a las niñas y niños retos y enigmas con el objetivo de acercarlos y motivar su interés por conocer más de nuestra cultura y tradición. Serán juegos –físicos, sensoriales y sociales– para niñas y niños de edades comprendidas entre 1 y 12 años, de forma que todas y todos puedan encontrar un elemento con el que divertirse. El plazo de ejecución de este espacio será de cinco meses y a él se destinará un presupuesto de 576.292,44 euros.

 

Juegos infantiles

Con el objetivo de poner en valor un espacio en desuso en el barrio de Bolueta, en un solar de casi 800 metros cuadrados –de los que 295 m2 surgen del derribo del edificio de viviendas de Juan de Guisasola, 9–, el Ayuntamiento abordará la ejecución de una plaza en la que se generará un área de juegos infantiles. Contará con cinco conjuntos de juegos, con una distancia de aproximación de 1,5 metros entre ellos, lo que favorecerá la accesibilidad. Habrá trampolines, lianas, columpios, toboganes... y se aprovecharán los desniveles del propio terreno, que se acondicionará, pavimentará y dotará de mobiliario urbano y arbolado.

El área incluirá un total de 7 bancos (4 en la zona de juegos y 3 en la estancial) y un aparcabicis con un diseño específico para este ámbito en concreto. Además, en el muro de fachada de cierre se pintará un mural de arte urbano, en el que se reflejen motivos de Bilbao y del barrio de Bolueta. Tendrá relación con la zona de juegos infantiles y se levantará del suelo hasta una cota de 2,5 metros. Este proyecto prevé un plazo de ejecución de diez semanas ejecución y una inversión de 484.233,45 euros.

 

Parque Doña Casilda

En el parque de Doña Casilda se abordará la creación de un nuevo espacio cubierto destinado al juego infantil, con el objetivo de ampliar la oferta de ocio existente para niñas y niños. La nueva área se ubicará en el entorno frente al hotel Meliá y se protegerá de las inclemencias meteorológicas mediante una cubierta de carácter singular. En concreto, se plantea un domo acristalado, a modo de invernadero, un elemento muy recurrente en los jardines clásicos franceses e ingleses.

El proyecto estará organizado en dos zonas diferenciadas, entrelazadas entre sí con el objetivo de promover la interacción entre el juego y la naturaleza, tan presente en el parque. Una zona de juegos infantiles evocando un estanque y un jardín estancial unido al anterior mediante un circuito peatonal. La cubierta se ejecutará a través de una estructura geodésica de manera laminada y contará con un diámetro aproximado de 24 metros y una altura máxima de 8,80 metros, dando lugar a un área de juegos cubierta de 420 metros cuadrados de superficie. Se estima un plazo de ejecución, desde el inicio de las obras, de 7 meses; y un presupuesto de aproximadamente 950.000 euros.

 

Accesibilidad universal

Asimismo, en los próximos meses también, se abordarán tres proyectos de eliminación de barreras arquitectónicas. En primer lugar, y ya presentados recientemente los dos nuevos ascensores entre Solokoetxe y Casco Viejo, saldrán a licitación esta misma semana. Con su construcción en las escaleras de Solokoetxe, se salvará esa importante barrera y gracias a ellos se facilitará una conexión peatonal totalmente accesible entre ambos barrios, en concreto desde la calle Ronda, en el entorno del número 32, hasta el instituto de Solokoetxe. Este proyecto cuenta con un presupuesto de 1.875.751,93 euros (IVA incluido). Además, una vez se adjudique, está previsto que se desarrolle en un plazo de once meses. A éstos, habrá que sumar el proyecto de otros tres ascensores en dos nuevos barrios de Bilbao: Artazu Bekoa y Masustegi.

En Artazu Bekoa se implantarán dos nuevos ascensores verticales: El inferior, ubicado en la zona central del barrio, próximo a la parada de autobús y contará con dos paradas a 180º. Con él se salvará un desnivel de unos 8 metros. Mientras que el ascensor superior, se ejecutará junto al bloque número 29 e igualmente tendrá dos paradas a 180º. En este caso salvará un desnivel de unos 9 metros. Cada uno de ellos requerirá la construcción de una pasarela de acceso, que tendrán 17 y 8 metros, respectivamente.

Con esta propuesta de ascensores, se conseguirá además dar continuidad al elemento mecánico existente ya en Errekalde y que conecta la zona del ambulatorio con el propio barrio de Artazu Bekoa. Así, se facilitarán nuevos itinerarios peatonales accesibles entre los principales servicios. La inversión en estos ascensores y sus respectivas pasarelas superará el millón de euros.

Finalmente, en Masustegi se abordará la implantación de un ascensor inclinado, para mejorar la movilidad interna en el barrio. Este proyecto cuenta con un presupuesto de licitación de 5.233.230 euros y un plazo de ejecución entorno a los 11 meses. Servirá de conexión entre la parte baja de Masustegi Estrata, desde la zona de aparcamiento situada en las traseras de los portales 37, 39 y 41 y la parte superior, junto a los números 111 y 113. En total, recorrerá 90,48 metros lineales y salvará un desnivel de 49,86 metros de altura, con una velocidad de 1,6 metros/segundo. La capacidad de cabina será para 25 personas.

Estos trabajos, dada la orografía de la zona, requerirán de excavación de las tierras existentes y ejecución de muros para la construcción del foso inclinado del elevador; y, además, se completarán con la reurbanización de la zona del embarque inferior, donde actualmente se encuentra un aparcamiento con gran pendiente, que será reducida a un 6%.


567

Noticias relacionadas


EN PORTADA