Sanimobel cabecera
FCC web

Urbanismo


Barcelona gana un nuevo parque de 3,6 hectáreas con la apertura de los jardines del Doctor Pla y Armengol

Finalizan las obras de arreglo y mejora de los jardines del Doctor Pla i Armengol

Barcelona gana un nuevo parque de 3,6 hectáreas con la apertura de los jardines del Doctor Pla y Armengol
558

Unos jardines abiertos al barrio

El pasado 15 de diciembre se abrió al público los jardines del Doctor Pla y Armengol, en el distrito de Horta-Guinardó. Con esta actuación, Barcelona gana un nuevo parque de 3,6 hectáreas y un nuevo espacio verde para toda la ciudadanía. La obra se ha ejecutado recogiendo las propuestas hechas en el marco de un proceso de trabajo entre el distrito y los vecinos y vecinas del barrio del Guinardó. Las tareas han permitido transformar este ámbito, antes cerrado al público, en una gran isla verde abierta a los ciudadanos y conservar su identidad. La inversión total ha sido de 8,6 millones de euros.

La superficie total sobre la que se ha actuado es de 36.718 m2, delimitados por la Avenida Virgen de Montserrat, calle Cartagena, Ronda del Guinardó y el Pasaje Torrent d'en Melis, en el barrio del Guinardó.

La intervención, que forma parte del Plan del verde y la Biodiversidad de Barcelona, ​​ha aprovechado el potencial de estos jardines para convertirlos en una pieza importante del corredor verde Parque de la Ciutadella-Parque de Collserola, que enlaza con el Parque de los tres Turons y el Hospital de la Santa Cruz y San Pablo, configurando un nuevo nodo de infraestructura verde urbana. Con la actuación se han conservado y potenciado elementos naturales como la vegetación, la fauna y la biodiversidad, en el marco del proceso de naturalización de la ciudad.

Con este arreglo también se ha logrado una importante mejora de la conectividad de los jardines con su entorno, haciéndola más transparente, y se potencia la conexión de los barrios del Guinardó, Baix Guinardó y Can Baró, con nuevos itinerarios. Todo ello, además de sumar un nuevo espacio de encuentro y de ocio para los vecinos y las vecinas de estos barrios y de la ciudad.

 

3,6 hectáreas de verde

Los jardines del Doctor Pla y Armengol configuran un nuevo nodo público de 3,6 hectáreas de verde, que suponen un incremento significativo sobre las 1.158 hectáreas que existen hoy en la ciudad. Funcionará como un nuevo parque público de la ciudad, con horario de cierre nocturno. Con las obras realizadas se ha mantenido y preservado el patrimonio, tanto el natural como el histórico. La intervención realizada ha supuesto un grado de urbanización mínima, conservando un gran número de árboles de gran porte, con recorridos y zonas de estancia de pequeño formato que permitirán disfrutar del espacio verde y del patrimonio histórico. Los jardines se dividen en tres ámbitos diferenciados:

  • Jardín novecentista: área que mantiene la unidad estilística del conjunto de la finca, integrando espacios ajardinados de representación y de carácter doméstico. En este ámbito se ha recuperado el patrimonio histórico y artístico restaurante muros y balaustres, así como recuperando las balsas originales, reconstruyendo pilastras y pérgolas de madera. También se ha restaurado la fuente de la Venus de Fréjus (obra del arquitecto de la finca, Adolf Florensa), las fuentes octogonal y de la bancada, así como una fuente novecentista, descubierta durante las obras.
  • Antiguos estables: en este espacio se sitúan unas gradas, una plaza verde, un espacio de juegos infantiles y miradores con vistas a la ciudad de Barcelona.
  • Sur este de los jardines: ámbito restringido donde se sitúan nuevos huertos urbanos y se integran espacios para la promoción de la biodiversidad con ambientes húmedos y recorridos educativos y pedagógicos.

En el marco de esta intervención, se han plantado un total de 112.000 plantas arbustivas de más de 140 especies diferentes y 105 árboles de más de 20 especies arbóreas. Se han naturalizado cuatro balsas originales que se gestionan sin uso de productos químicos y funcionan con un único sistema de recirculación de caudal y que permitirán el fomento de ecosistemas propios de ambientes húmedos, promoviendo así la presencia de anfibios, aves y también invertebrados acuáticos como las libélulas.

Además, se han creado dos balsas nuevas. Se ha respetado el ciclo del agua para que el suelo permita la infiltración de agua de lluvia hacia el acuífero, utilizando pavimentos y coberturas vegetales permeables así como sistemas de drenaje sostenible. El ámbito restringido de los huertos urbanos concentra una superficie total de más de 3.200 m2 y un área de cultivo de 1.215 m2.

Asimismo, se han implantado 55 bancos, 40 sillas y 16 piedras de hormigón para sentarse o tumbarse en el sotobosque. También se han abierto cuatro nuevas puertas de acceso al parque situadas en C/ Cartagena, en la av. Virgen de Montserrat, en la calle Torrent d'en Melis y en la Ronda del Guinardó. De esta manera los jardines pasan a contar con un total de ocho accesos. La nueva área de juegos infantiles permite el juego inclusivo para personas con discapacidad, e incluye una rampa de acceso común y tres toboganes de diferentes alturas, dos de ellos accesibles. En esta zona, también se ha construido un iglú con troncos de sauce perenne, que en verano se transforma en un túnel fresco y sombrío.

En el interior de los jardines, anexo al ámbito de los huertos, también encontramos un edificio actualmente en construcción que acogerá un centro de trabajos a los jardineros del parque y otros espacios verdes del distrito. La previsión es finalizarlo este mes de diciembre. Se trata de un centro con vestuarios para 16 trabajadores, e incluye un garaje para vehículos eléctricos de mantenimiento. Se trata de una edificación autosuficiente, que combina una cubierta ajardinada con placas fotovoltaicas para la generación de energía eléctrica.

 

El edificio histórico

Los jardines convivirán con el propio inmueble de la finca Ravetllat-Pla, un edificio señorial, de trazo neoclásico de los años 30, situado en la calle Virgen de Montserrat 114 y que fue construido por el arquitecto novecentista Adolf Florensa.

Este palacete, de 2.500 m2, se construyó como laboratorio farmacéutico a partir de los años 30, acogiendo el Instituto Ravetllat-Pla, fundado por el doctor Ramon Pla Armengol y el veterinario y bacteriólogo Joaquim Ravetllat Estecha. En este espacio se investigaba con caballos para encontrar un suero contra la tuberculosis. La actividad fue disminuyendo y los laboratorios cerraron a finales de los años setenta.

El edificio también se convirtió en la vivienda de la familia Plan Montseny y con el años pasó a ser la residencia de la Nuria Pla, hija de Ramon Pla y amante del coleccionismo que, a lo largo de los años reunió una gran cantidad de muebles y antigüedades. En 2009, dio el archivo del Instituto a la Unidad de Historia de la Medicina de la Universidad Autónoma de Barcelona.

En 2015 el Ayuntamiento de Barcelona adquirió la titularidad de la finca Ravetllat-Pla y acordó ceder el uso del edificio principal en la Fundación Ramon Pla y Armengol por un plazo de 50 años y destinar el resto a parque público, dando cumplimiento a la voluntad de la testadora, Nuria Pla, de dedicar el espacio a actividades culturales relacionadas con la exposición al público de la colección de muebles y artes decorativas.

Hoy, convertida en un espacio museístico, la Fundación Ramon Pla Armengol gestiona el edificio que cuenta con una valiosa colección de 850 piezas de mobiliario, escultura, pintura y orfebrería que se pueden visitar gratuitamente por la ciudadanía.


558

Noticias relacionadas


EN PORTADA


Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.