Sanimobel cabecera
FCC web

Medio Ambiente


Proyecto AURORA: Hacia el "ciudadano de emisiones cero"

La UPM coordina un proyecto europeo de investigación que toma al ciudadano como pieza clave para el cambio de comportamiento necesario para crear la primera generación de ciudadanos con huella de carbono cero

Proyecto AURORA: Hacia el
449

Acciona Web

AURORA (Achieving a new European Energy Awareness) es un proyecto referente para la UPM y para la Comisión Europea en su camino hacia la neutralidad climática. Seleccionado entre los 7 proyectos ganadores de una convocatoria en la que se presentaron 204 propuestas de toda Europa  -0,03% de éxito-, y valorado con la máxima nota otorgada por la Comisión en sus evaluaciones -15/15-; el proyecto busca transformar energéticamente hablando, 150 comunidades locales europeas que se servirán de las experiencias aprendidas en los 5 demonstradores europeos que desarrollará el proyecto.  Uno de ellos, el español, es el que posicionará al Campus Sur de la Universidad Politécnica de Madrid en dicho referente local, nacional y europeo para la transición energética. La gran diferencia de AURORA respecto a otras iniciativas, es que los protagonistas del cambio y promotores de las correspondientes acciones serán los miembros de la propia Comunidad Universitaria del Campus Sur: estudiantes, personal de administración y servicios y profesores.

AURORA se basa en la importancia de entender la realidad y las expectativas de los integrantes de una comunidad social respecto a la consecución de un entorno más sostenible para poner así a su servicio las herramientas que les sirvan para alcanzar sus propios objetivos y expectativas, mientras que el proceso en sí,  y las experiencias que se le asocian, les sirvan como banco de aprendizaje para interiorizar cambios de comportamiento que ayuden a  cumplir con los objetivos de la directiva Europea del Green Deal. En este sentido, desde la fase de diseño de la iniciativa, antes ni siquiera de saber si el proyecto iba a ser financiado, AURORA movilizó e integró a toda la Comunidad Universitaria del Campus Sur representada por sus delegaciones de estudiantes, sus nodos ODS, los Directores de las Escuelas y los representantes del Personal de Administración y Servicios para entender cómo ellos imaginaban un Campus Sur, energéticamente más sostenible. 

“Porque cuando hay una necesidad y una ilusión dentro de una comunidad, los cambios se producen. La financiación y el apoyo, lo único que hacen es acelerar el proceso. Cuando los cambios vienen impuestos muchas veces ni la financiación consigue un cambio real y de impacto”. Esta filosofía de trabajo, embebida en el marco de la Investigación e Innovación Responsable (RRI en sus siglas inglesas), fue ya puesta en marcha por el grupo promotor, en otros proyectos europeos que coordinamos, como en el proyecto GRECO, si bien desde los años 70 se ha probado como la única metodología capaz de introducir cambios sistémicos en comunidades sociales y que éstos sean aceptados y asumidos como propios por los miembros de la comunidad. Esto es clave para que los proyectos no desaparezcan después de la inversión inicial que proporcionan los fondos públicos.

De este modo, en el Campus Sur se promoverán las primeras generaciones de “Near-Zero Emmission” Citizens en una visión holística del impacto que nuestras decisiones energéticas tienen en el medio ambiente, en nuestra economía y en nuestro ámbito social. Así, la etiqueta europea que el consorcio pretende establecer para orientar a los ciudadanos sobre su “grado de responsabilidad” en el cambio climático cuando se tratan cuestiones energéticas, estará regida no sólo por el uso de fuentes energéticas renovables sino también por una reducción del consumo y por la elección de la eficiencia energética como base de nuestras decisiones. Una vez identificado el impacto de cada persona, se realizarán talleres, cursos y seminarios de distinta índole pero con la característica común de ser dinámicos y cubriendo distintas perspectivas de la energía con objeto de fomentar y promover cambios de comportamiento a nivel individual, pero también a nivel colectivo como, por ejemplo, creando una hoja de ruta de acciones sostenibles que la gente identifica como necesarias en su entorno para que éstas sean tenidas en cuenta por entes Públicos como la Universidad o el Ayuntamiento en sus decisiones sobre futuras actuaciones en estos entornos. En este marco de acciones, también se creará en el campus Sur una comunidad energética promovida por la propia comunidad universitaria financiada a través de microinversiones desde 20€ que permitirá, por una parte, producir electricidad más barata y más limpia para la Universidad, poner a disposición de la Comunidad Universitaria puntos de recarga para coches, bicicletas y patines eléctricos y tener un laboratorio vivo donde la gente pueda aprender sobre energía solar fotovoltaica y experimentar de primera mano cómo funcionan estas instalaciones, con la idea de que puedan en un futuro dar el paso al autoconsumo doméstico, y sin renunciar a una pequeña rentabilidad por la inversión. Todo esto, y según su coordinadora, Dra. Ana Belén Cristóbal “buscando en todo momento el fomento de una transición energética justa en la que nadie se quedé atrás y todo el mundo pueda participar”

Un detallado análisis del proceso de cambio de comportamiento de los participantes a lo largo de la experiencia, con los datos que ellos mismos proporcionen, será la base para mejorar los escenarios de transición energética actuales. Permitirá, así, tener en cuenta el factor humano como variable para evaluar si los objetivos del Green Deal son conseguidos o no a tiempo. De este modo se pretende inspirar cambios políticos que a su vez favorezcan cambios de comportamiento positivos.

La experiencia de AURORA pretende impactar en otras 150 comunidades europeas, para que sigan el ejemplo que ahora comenzamos en el Campus Sur de la UPM. Para ello, es esencial que AURORA sea capaz de contar no sólo aquello que ha funcionado en el proyecto sino también aquello que no ha funcionado, de modo que promoviendo una ciencia abierta y transparente podamos avanzar más rápidamente hacia un verdadero cambio sistémico de nuestra relación con la energía, pero esta vez promovido por la gente, en vez de ser impuesto a la gente.

El proyecto comenzó el 1 de diciembre de 2021 y tiene una duración de 42 meses. https://cordis.europa.eu/project/id/101036418. La experiencia de la UPM será replicada en otros 4 lugares europeos: Évora, Aarhus,  Forest of Dean Council y Ljubljana con objeto de entender las posibles diferencias socio-culturales que faciliten el desarrollo de estas experiencias en el futuro.


449

Noticias relacionadas


EN PORTADA