Email Contraseña Olvidé mi contraseña
17/02/2017 | Otros | Nacional

ANECPLA insiste en el necesario control de aves en las ciudades ante la relación de las gaviotas con la resistencia a antibióticos

La densidad de aves como las gaviotas o las palomas en algunas ciudades del territorio español supera con mucho los límites aconsejables, llegando a ser una auténtica plaga, capaz de generar un buen número de problemas de salud en la población, tanto de tipo respiratorio como intestinales.

 

A esto se viene a añadir la relación de las gaviotas patiamarillas (Larus Michahellis) como aves transmisoras de bacterias como el E. Coli, que generan una multirresistencia a un gran número de antibióticos, tal y como así lo ha demostrado un reciente estudio realizado por el Hospital Clinic, la Universidad de Barcelona y la Agencia de Salud Pública de la Ciudad Condal.

 

Este estudio, realizado en Barcelona, ha demostrado que las heces de esta variedad de gaviota contienen una concentración media de la bacteria Escherichia Coli, superior al de otras aves salvajes. Siendo además España el país europeo donde las gaviotas poseen unos niveles de E. Coli en heces con mayor resistencia a uno o más antibióticos. La resistencia a agentes antibacterianos ha aumentado dramáticamente en los últimos años, convirtiéndose en una preocupación mundial y un importante problema de salud pública.

 

Ante este tipo de informaciones, la Asociación Nacional de Empresas de Sanidad Ambiental (ANECPLA) insiste en la enorme importancia que tiene el control de especies plaga avícolas en entornos urbanos, tanto por los graves problemas de salud pública que pueden acarrear como por los innumerables desperfectos que ocasionan en el patrimonio. “Para conseguirlo”, afirma la Directora General de ANECPLA, Milagros Fernández de Lezeta, “las medidas más eficaces son no proporcionarles alimento, para lo que la colaboración ciudadana es fundamental, y poner la prevención y la solución del problema llegado el caso en manos de profesionales”.

 

ANECPLA recuerda además que la eficiencia de un plan de gestión de plagas aviares exige de la continuidad de los programas a medio/largo plazo, aspecto que a menudo no se tiene en cuenta y que es causa frecuente del no cumplimento de las expectativas y objetivos previstos.

 

Los métodos de control más habituales de aves plaga son 3:

  • Métodos de Exclusión: (barreras físicas): impiden el acceso, el posado y la anidación de las aves, en las zonas habituales. Estos métodos dependen y varían según la presión ejercida por las aves.
  • Métodos de Captura: Se utilizan con el fin de reducir el número de ejemplares existentes en los bandos de las poblaciones de aves.
  • Métodos de Ahuyentamiento: Métodos diseñados para desplazar la bandada generando espacios libres de aves.

 

Cualquiera de estos métodos resulta crítico y ha de dejarse en manos de profesionales especializados. La Asociación Nacional de Empresas de Sanidad Ambiental (ANECPLA) dispone de una  “Guía de buenas prácticas para la gestión de plagas de aves urbanas” donde se recoge toda la información necesaria y las medidas que se pueden tomar para buscar una solución a las grandes concentraciones de aves en las ciudades.

¿Quiere recibir noticias como esta en su correo?



Buscador

Enero 2019

< >
L
M
X
J
V
S
D
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación del Usuario y realizar análisis estadísticos sobre su utilización. Si continúa navegando se considerará que acepta la totalidad de condiciones del Aviso Legal y Política de Privacidad, incluida la Política de Cookies. Pulse Aceptar para dejar de visualizar este mensaje.