Sanimobel cabecera
FCC web

Medio Ambiente


Acuerdo por una Ciudad Verde, una iniciativa europea en pos de urbes más sostenibles, limpias y saludables

Valeria Eirin, Officer of Communicatios and Member Relations de ICLEI Europa, nos da más detalles acerca de esta iniciativa en esta entrevista

Acuerdo por una Ciudad Verde, una iniciativa europea en pos de urbes más sostenibles, limpias y saludables
891

Acciona Web

ICLEI Europe


30/03/2021

ARCHIVADO EN:

Medio Ambiente

TEMAS

Sostenibilidad
ICLEI

El Acuerdo de Ciudad Verde es un movimiento formado por ciudades europeas comprometidas con la conservación del medioambiente, mejorar la calidad del aire y del agua, conservar y mejorar la naturaleza y la biodiversidad, fomentar la economía circular y reducir el ruido en las ciudades.

EUROCITIES, ICLEI Europa y el CEMR están apoyando a la Comisión Europea en el desarrollo y la aplicación del Acuerdo. Valeria Eirin, Officer of Communicatios and Member Relations de ICLEI Europa, nos da más detalles acerca de esta iniciativa en esta entrevista.

 

¿Por qué es necesario un Acuerdo por una Ciudad Verde?

Actualmente el 70% de la población de la Unión Europea vive en zonas urbanas, y su salud y bienestar se ve afectado directamente por los numerosos retos ambientales a los que hacen frente las ciudades. La contaminación atmosférica de muchas ciudades sigue excediendo los estándares que establece la Unión Europea (UE). Los ríos, los lagos y las aguas costeras continúan bajo considerable presión. La contaminación acústica está aumentando. La expansión urbana afecta a la disponibilidad de espacios verdes y la generación de residuos repercute gravemente en el medio ambiente local. La calidad del aire y el agua, el bajo nivel de ruido y el acceso a la naturaleza son factores fundamentales para nuestro bienestar físico y mental. La economía circular contribuirá a que las ciudades lleven a cabo una gestión más eficiente de los recursos, transformando los residuos en recursos.

Creemos que cuando los gobiernos locales toman medidas ambiciosas en estos ámbitos, las ciudades son lugares más sostenibles y atractivos. Además, el Acuerdo por una Ciudad Verde facilita la coherencia con otras iniciativas urbanas de la UE y respalda la aplicación del Pacto Verde Europeo y los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU.

 

¿Por qué es tan importante el papel de los gobiernos locales?

Las ciudades son aliadas imprescindibles en la transición hacia una Europa más sostenible, en el cumplimiento del Pacto Verde Europeo y en la materialización de sus ambiciosos objetivos de política ambiental. El Acuerdo por una Ciudad Verde reúne líderes de gobiernos locales de la Unión Europea en torno a una visión común del futuro urbano, según la cual, para 2030: las ciudades serán lugares atractivos para vivir y favorecerán la salud y el bienestar de su ciudadanos/as, quienes respirarán aire limpio, tendrán agua limpia y acceso a parques y espacios verdes, a la vez que se reducirá la contaminación acústica. La economía circular será una realidad y los residuos se habrán transformado en recursos gracias a la promoción de prácticas de reutilización, reparación y reciclaje.

 

Las ciudades son aliadas imprescindibles en la transición hacia una Europa más sostenible.

 

 

¿Cómo ha sido la acogida de la iniciativa?

La iniciativa ha sido muy bien recibida por las ciudades. El lanzamiento tuvo lugar en la Semana Europea de las Regiones y Ciudades con un evento online de alto perfil del que participaron los alcandes y alcaldesas y otros líderes políticos locales de Florencia (Italia), Lille (Francia), Friburgo (Alemania), Sevilla (España) y Oporto (Portugal), quienes expresaron su firme apoyo al Acuerdo por una Ciudad Verde. Por el lado de la Comisión Europea Joanna Drake, Directora General Adjunta, y Claudia Fusco, Jefa de Unidad, ambas de la Dirección General de Medio Ambiente, ofrecieron un discurso alentando a las ciudades a unirse a la iniciativa, mientras que Anna Lisa Boni, Secretaria General de EUROCITIES moderó la sesión. 

La Comisión Europea invita cordialmente a todas las ciudades, independientemente de su tamaño, a firmar el Acuerdo por una Ciudad Verde, y así formar parte de un movimiento en constante expansión, comprometido con la conservación del medioambiente y la mejora de la calidad de vida en Europa.

 

¿Cuáles son los siguientes pasos a seguir?

El Acuerdo está abierto a la participación de todas las ciudades de la Unión Europea, entendiendo como “ciudad” a una zona urbana ya sea una comunidad, un pueblo o una ciudad con una unidad administrativa gobernada por un concejo municipal u otro organismo elegido democráticamente.

El proceso de adhesión es bastante sencillo y consiste en 4 pasos:

1° Firmar: El alcalde o alcaldesa o un representante equivalente del ayuntamiento firma el Acuerdo por una Ciudad Verde tras la adopción de una resolución oficial por parte del ayuntamiento (u organismo decisorio equivalente).

2° Definir: En un plazo de dos años, la ciudad establece una serie de metas en los cinco ámbitos del Acuerdo por una Ciudad Verde y fija unos niveles de referencia como punto de partida en cada uno de los ámbitos.

3° Actuar: La ciudad planifica y aplica políticas y programas de manera integrada para lograr sus objetivos en 2030.

4° Monitorizar y presentar informes: La ciudad debe presentar informes cada tres años sobre el progreso realizado utilizando una sencilla herramienta en línea.

Es importante mencionar que las autoridades regionales y nacionales, así como asociaciones de ciudades y regiones, organizaciones de la sociedad civil, instituciones académicas y empresas pueden adherirse a la iniciativa como Promotores del Acuerdo por una Ciudad Verde.

 

¿Cuáles son las estrategias que pueden llevar a cabo los alcaldes para que sus ciudades sean más limpias, sostenibles y eficientes a las que les anima el Green City Accord?

Al firmar el Acuerdo por una Ciudad Verde, cada ciudad podrá definir sus propias metas en las cinco áreas del Acuerdo: calidad del aire, calidad y uso eficiente del agua, conservación y mejora de la biodiversidad urbana, y transición hacia una economía circular garantizando una mejora sustancial de la gestión de residuos. En una segunda instancia, se deberán implementar políticas y medidas para alcanzar esos objetivos para el 2030. Los firmantes se comprometen a abordar las cinco áreas, aunque pueden priorizar aquellos ámbitos que representan un mayor desafío para su ciudad. Por ejemplo, si una ciudad cumple y está por encima de los estándares europeos de calidad del aire, entonces puede optar por priorizar medidas para la mejora de su biodiversidad urbana. 

 

Al firmar el Acuerdo por una Ciudad Verde, cada ciudad podrá definir sus propias metas en las cinco Áreas del Acuerdo: calidad del aire, calidad y uso eficiente del agua, conservación y mejora de la biodiversidad urbana, y transición hacia una economía circular.

 

 

¿Qué objetivos concretos se han definido en el acuerdo? 

Con su adhesión al Acuerdo, los alcaldes y alcandesas aceptan tomar las medidas necesarias para cumplir los siguientes objetivos en 2030:

  • Mejorar en gran medida la calidad del aire de las ciudades y acercarse a los valores recomendados por la Organización Mundial de la Salud, además de impedir cuanto antes que se sigan superando los valores establecidos por las normas de calidad del aire de la UE.
  • Avanzar sustancialmente en la mejora de la calidad de las masas de agua y el uso eficiente del agua.
  • Progreso considerable en la conservación y el aumento de la biodiversidad urbana mediante el aumento de la extensión y la calidad de las zonas verdes de la ciudad y la detención de la pérdida y la restauración de los ecosistemas urbanos.
  • Avanzar hacia una economía circular garantizando una mejora sustancial de la gestión de residuos municipales domésticos, una reducción importante de la generación y vertido de residuos, y un aumento considerable de las prácticas de reutilización, reparación y reciclaje.
  • Reducción significativa de la contaminación acústica, acercándose a los niveles recomendados por la Organización Mundial de la Salud.

Además de comprometerse con metas más ambiciosas, la intensificación de la acción local mediante el Acuerdo por una Ciudad Verde también ayudará a acelerar la aplicación de la legislación ambiental de la UE y a apoyar el logro de las metas ambientales del Acuerdo Verde Europeo. A su vez, la Comisión Europea apoyará a las ciudades ofreciendo oportunidades de creación de redes, información sobre oportunidades de financiación, y facilitando una comunicación más estrecha entre la UE y los encargados de la formulación de políticas locales.

 

¿Con qué beneficios cuentan las ciudades que se adhieren al Acuerdo?

Las ciudades firmantes del Acuerdo por una Ciudad Verde disfrutarán de los siguientes beneficios:

  • Ganarán visibilidad en toda Europa en reconocimiento a las medidas ambientales y los logros de su ciudad.
  • Contribuirán a la elaboración de políticas ambientales de la UE, mientras que serán parte de una comunidad de ciudades afines que impulsan la transición hacia una Europa más limpia y saludable.
  • Aumentarán el nivel de transparencia, responsabilidad y credibilidad frente a su comunidad local.
  • Accederán a información sobre oportunidades de financiación de la UE.
  • Participarán en actividades que facilitan la creación de redes y accederán a oportunidades de desarrollo de capacidades.
  • Recibirán orientación y apoyo adaptados a sus necesidades mediante un servicio de asistencia exclusivo.
  • Compararán los logros de su ciudad con los de otras ciudades.

Para más información acerca del Acuerdo por una Ciudad Verde visite www.greencityaccord.eu o escriba a: contact@greencityaccord.eu.


Entrevista publicada en el número 194 de Equipamiento y Servicios Municipales.


891

Noticias relacionadas


EN PORTADA