Sanimobel cabecera
FCC web

Medio Ambiente


A un paso de la Valladolid del futuro

Entrevista a María Sánchez, concejala Delegada General de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible del Ayuntamiento de Valladolid

A un paso de la Valladolid del futuro
777

Acciona Web

Son muchos los aspectos que hacen de una ciudad un espacio habitable, seguro y saludable, pero entre ellos destaca de manera relevante la presencia de ecosistemas naturales interrelacionados con la urbe. De esta manera, la promoción de una auténtica infraestructura verde y el manejo sostenible de la misma se erigen como los grandes retos para este decenio hacia la consecución de una neutralidad climática que permita cumplir con los objetivos de reducción de carbono.

Valladolid es una de las ciudades españolas pioneras en implementar técnicas novedosas para la promoción de sus espacios verdes, como es el caso de las soluciones basadas en la naturaleza, la renaturalización o los sumideros de carbono, y a sabiendas del ambicioso objetivo de neutralidad climática para el año 2030 que se marca, hemos hablado con María del Rosario Chávez Muñoz, concejala de Innovación, Desarrollo Económico, Empleo y Comercio del Ayuntamiento de Valladolid, para conocer los proyectos más punteros en los que está inmersa la ciudad y de qué manera se espera que la acerquen a su meta.

 

¿Cuáles son los principales retos a los que se enfrenta Valladolid de cara al futuro?

Las ciudades deben orientar su crecimiento hacia un desarrollo bajo en carbono y resiliente ante los impactos del cambio climático. Valladolid afronta este futuro buscando una nueva movilidad sostenible, una mejora de la eficiencia en el uso de la energía en todos los sectores y un modelo productivo basado en energías renovables y tendente a la circularidad.

 

¿De qué manera se está impulsando un modelo de ciudad más sostenible?, ¿ha habido un despliegue de nuevas infraestructuras?

En los últimos años se ha producido un cambio muy relevante en todo lo referente a conseguir que Valladolid sea una ciudad más sostenible, resiliente e inteligente, todo ello en línea con conseguir una Europa climáticamente neutra al 2050. Europa reconoce el papel fundamental de las ciudades en la respuesta a la emergencia climática y destaca la oportunidad de acelerar los cambios necesarios y transversales en las mismas.

Valladolid en noviembre del año pasado aprobó la Hoja de Ruta para la implementación de la “Misión Valladolid inteligente y climáticamente neutra”, destacando expresamente la ambición y el compromiso de alcanzar el objetivo de neutralidad climática de la ciudad en el año 2030. En abril del 2022, la Unión Europea seleccionó a Valladolid como una de las cien ciudades participantes en la “Misión 100 ciudades inteligentes y climáticamente neutras en el 2030” validando los compromisos, estrategias, iniciativas y proyectos que la ciudad ya había puesto en marcha, y mostrando el apoyo de las instituciones europeas con esta selección para la nueva ruta de transformación de Valladolid como ciudad climáticamente neutra en el 2030.

 

"La gestión sostenible de los recursos y ecosistemas naturales está muy presente en la agenda estratégica del Ayuntamiento de Valladolid"

 

 

El manejo óptimo de los recursos naturales se erige como un reto principal, ¿qué debilidades identifican actualmente?, ¿qué nuevas medidas de planificación prevén?

La gestión sostenible de los recursos y ecosistemas naturales está muy presente en la agenda estratégica del Ayuntamiento de Valladolid. Dos son las principales estrategias en este ámbito.

Por un lado, la Agenda Urbana 2030, en su prioridad cuarta “Gestión Responsable de los recursos” identifica la Economía Circular como elemento clave para conseguir ese manejo óptimo de los recursos; y por otro lado, el Plan de Acción de Economía Circular de Valladolid (2021-2023), donde se materializa esa prioridad buscando no solo incorporar la dimensión circular en las políticas urbanas locales (agua, residuos, energía, etc.), sino promover la transición circular del tejido productivo local, e impulsar el papel de la ciudadanía como agente de cambio.

 

¿Qué papel juega la renaturalización de las ciudades en ese objetivo de neutralidad climática?

Valladolid fue una de las primeras ciudades europeas en perseguir el objetivo de espacios urbanos más verdes. En este contexto, el siguiente paso será adoptar nuevas iniciativas y proyectos a través de soluciones basadas en la naturaleza y otros tipos de infraestructura verde y azul, aprovechando la experiencia anterior de proyectos ambiciosos que ya están en marcha, como URBAN GreenUP o INDNatur, este último buscando la renaturalización en espacios industriales.

 

Han participado en el proyecto europeo de renaturalización URBAN GreenUP, ¿de qué manera se ha visto transformada la ciudad?, ¿esperan darle continuidad?

Gracias al Proyecto URBAN GreenUP, cuyo principal objetivo es el desarrollo de una metodología para la renaturalización de los planes urbanísticos, la ciudad de Valladolid ha actuado como ciudad demostradora y ha implementado diferentes Soluciones Basadas en la Naturaleza en distintos puntos de la ciudad, una buena parte en el centro histórico, para poder beneficiarse de las ventajas que este tipo de sistemas ofrecen a los núcleos urbanos. Destacan por ejemplo los innovadores toldos vegetales, las macetas de polinizadores, o el bosque urbano como sumidero de carbono. La continuidad de este tipo de proyectos es importante para poder lograr tener ciudades sostenibles y que además mejoren la calidad de las personas que la habitan.

 

 

 

¿Cómo ha evolucionado la conciencia ciudadana durante los últimos años respecto a la importancia de las zonas verdes?

Las zonas verdes siempre han sido muy importantes para los habitantes de las ciudades, sin embargo, quizás hasta el año 2020 muchos ciudadanos no eran conscientes de ello. Tras haber estado encerrados en nuestros domicilios por la pandemia, cuando pudimos salir buscábamos espacios verdes donde la naturaleza, sus sonidos, olores, colores… pudieran hacernos sentir mejor. Aparte de los beneficios medioambientales que conlleva la renaturalización de las ciudades, los beneficios para nuestra salud física y mental son innumerables. Las zonas verdes son espacios de fomento de las relaciones sociales intergeneracionales, invitan a una movilidad sostenible y activa, reducen los niveles de estrés y ansiedad, etc. Creo que todos somos ahora mucho más conscientes de ello.

 

"Aparte de los beneficios medioambientales que conlleva la renaturalización de las ciudades, los beneficios para nuestra salud física y mental son innumerables"

 

 

¿Participa activamente la ciudadanía en la promoción de una ciudad más verde?, ¿y las empresas?

Uno de los grandes retos de las ciudades es llegar a la ciudadanía y, de hecho, el ciudadano es el centro de las políticas de sostenibilidad; sin las personas es inviable el nuevo modelo sostenible e inclusivo. Algunos de nuestros proyectos europeos como PE4TRANS se basan precisamente en la participación ciudadana; los vallisoletanos, a través de paneles ciudadanos, han aportado ideas y soluciones para la mejora de la movilidad limpia. Respecto a proyectos "verdes" y de renaturalización, hemos llevado a cabo actividades como la de "Apadrina un alcorque" y las familias y los vecinos se han implicado en su barrio y en su entorno más inmediato con la plantación de los alcorques en sus calles; una acción que ha servido también para la sensibilización y concienciación de que la acción por el clima depende de todos.

La ciudadanía ha participado también en una encuesta del proyecto Urban GreenUP para aportar su percepción. "Verde que te quiero verde" ha sido otra de las jornadas en las que hemos difundido los proyectos de renaturalización de Valladolid en la Escuela de Arquitectura. Y en el polígono de Argales hemos estado en contacto con los empresarios para que se implicaran en la renaturalización de esta zona industrial y contribuyeran en el proyecto piloto de Interreg que hemos llevado a cabo en cooperación con Portugal.

 

¿Qué esperan alcanzar en el corto-medio plazo?, ¿Cómo será la Valladolid del futuro?

El Valladolid del futuro es el que estamos trabajando en el presente y nuestra estrategia de ciudad es transformadora. Al centro hemos puesto la calidad de vida de la ciudadanía y su entorno, y como punto de mira un desarrollo económico inteligente y sostenible con una innovación aplicada como palanca fundamental del cambio, unida a la digitalización. En la base y como motor de este crecimiento buscamos reforzar las redes y alianzas público-privadas para dar vida al triángulo clave entre Administración, Empresa y Academia. Y todo ello con la meta ambiciosa de una ciudad que se ha comprometido a ser inteligente y climáticamente neutra en 2030 por y para la ciudadanía, tal y como propone la misión de Horizonte Europa, de la que formamos parte.


777

Noticias relacionadas


EN PORTADA