Sanimobel cabecera
FCC web

Medio Ambiente


74 entes locales catalanes contarán con 22 millones de la Agencia de Residuos de Cataluña para fomentar la recogida selectiva

El director de la Agencia de Residuos de Cataluña ha anunciado el otorgamiento de 21,7 millones de euros a 74 entes locales para fomentar la recogida selectiva

74 entes locales catalanes contarán con 22 millones de la Agencia de Residuos de Cataluña para fomentar la recogida selectiva
204

Acciona Web

El director de la Agencia de Residuos de Cataluña (ARC), Isaac Peraire, ha anunciado este martes en Vilanova i la Geltrú (Garraf) el otorgamiento de 21,7 millones de euros a 74 entes locales para fomentar la recogida selectiva de los residuos municipales y más de 300.000 euros para productores, como Mercabarna, o actividades de compostaje en empresas y campings. Precisamente Vilanova es uno de los municipios que ha obtenido el mayor importe de la convocatoria, 500.000 euros.

Estas ayudas se inscriben en la convocatoria 2021 de fomento de la recogida selectiva de la ARC, y en esta ocasión excepcionalmente los fondos proceden de la Unión Europea, de la línea Next Generation . Son unas subvenciones destinadas a proyectos de recogida selectiva de biorresiduos (fracción orgánica y fracción vegetal), proyectos de autocompostaje, recogida selectiva de aceites vegetales usados, y recogida selectiva de residuos textiles, que permitirán implantar sistemas eficientes de recogida selectiva, principalmente de la fracción orgánica, clave para el incremento de la recogida selectiva en Cataluña y para el cumplimiento de los objetivos europeos de reciclaje.

Los proyectos financiados incluyen los siguientes elementos: limitación de la frecuencia aportación de la fracción resta, limitación o cierre de la fracción orgánica, recogida individualizada de la fracción orgánica a grandes productores y canales para la comunicación bidireccional y transparencia de información entre los entes locales y usuarios del servicio de recogida, priorizando los proyectos que prevén la implantación de sistemas de tasa justa.

Pese a disponer del presupuesto más elevado que nunca, los 22 millones de euros no han permitido financiar todos los proyectos. Para aquellos entes locales que no han recibido financiación, Peraire ha anunciado que habrá una nueva oportunidad de recibirla durante este año, dado que se prevé disponer de unos 10 millones de euros adicionales, que permitirán complementar la financiación de los proyectos que esta vez no se han podido incluir por carencia de disponibilidad presupuestaria.

 

Nuevo modelo para Vilanova

De los 21,7 millones de euros otorgados, 11,5 millones son para 40 municipios de la región metropolitana de Barcelona. En Vilanova i la Geltrú las ayudas se destinarán al nuevo modelo de recogida que el municipio implantará próximamente.

El modelo propuesto se adapta al nivel de complejidad de los distintos barrios y diferencia entre recogida domiciliaria y comercial. En las zonas de baja complejidad (15.961 viviendas), se implanta una recogida puerta a puerta de 5 fracciones. En las zonas de mayor complejidad (15.006 viviendas) se implanta un modelo mixto de recogida, con recogida puerta a puerta por las fracciones secas -envases, papel y cartón y resto- y recogida de fracción orgánica y vidrio con contenedores cerrados para todas las fracciones excepto el vidrio. En las urbanizaciones periurbanas y diseminadas (1.425 viviendas), áreas perimetradas con contenedores cerrados para todas las fracciones excepto el vidrio. Por último, en relación con las actividades comerciales asimilables a municipales, toman el mismo modelo que los domicilios de la zona donde se ubican,

Tanto la recogida puerta a puerta como el uso de contenedores cerrados disponen de tecnología que permitirá la identificación del usuario así como el número y tipología de aportaciones que realiza por cada una de las fracciones, datos que permitirán implantar la futura tasa justa, prevista para 2024.

Se prevé iniciar la implantación del nuevo servicio de recogida en agosto de 2023 con la implantación de la recogida puerta a puerta comercial. Posteriormente se prevé la implantación por fases del nuevo modelo de recogida doméstico, que se completará en el mes de abril de 2024.

 

Sistemas eficientes de recogida

El anteproyecto de Ley de residuos y recursos de Cataluña, que pronto estará en información pública, pretende impulsar un nuevo sistema productivo basado en la economía circular, que garantice el uso racional de los recursos y priorice los productos y sistemas de reciclaje y reutilización . Para alcanzar estos objetivos, es necesario implicar a todos los sectores de la sociedad para implantar las estrategias de prevención de residuos, recogida selectiva para permitir un reciclaje de calidad y uso eficiente de los recursos. Las medidas que se adopten tendrán que ser coherentes con las estrategias de lucha contra el cambio climático y de residuo cero.

Por ello, se definirán dos aspectos clave en la nueva ley: Los entes locales tendrán que optar por sistemas de recogida selectiva de alta eficiencia (recogida puerta a puerta o sistema de contenedores cerrados), y tendrán que aplicar la tasa justa como a mecanismo económico y fiscal que incentive la prevención y la correcta separación en origen y participación en la recogida selectiva de los residuos a los usuarios a los que presta el servicio.

Las tasas justas, pago por generación o la bonificación por participación, son sistemas que adaptan el importe de la tasa al comportamiento de los usuarios y permiten incrementar los resultados de la recogida selectiva hasta niveles cercanos al 90%.

 

Puerta a puerta y contenedores cerrados

El modelo puerta a puerta tiene una larga trayectoria en Cataluña. Nació en el año 2.000 en los municipios de Tiana, Tona y Riudecanyes. Actualmente se sigue extendiendo. Hay unos 270 municipios con este modelo de recogida y se prevé que los otros 110 municipios lo implanten próximamente.

La recogida puerta a puerta proporciona resultados de recogida selectiva muy elevados, entre el 60 y el 90%. Además, logra un aumento de la recogida de la fracción orgánica, pieza clave de los residuos municipales, la mejora de la calidad de la fracción orgánica y una huella de carbono muy inferior al sistema tradicional de contenedores en la vía pública.

El de los contenedores cerrados es un modelo que está empezando a implantarse en Cataluña, de forma combinada con el puerta a puerta, y permite también la identificación de los usuarios, clave para la corresponsabilidad y aplicación de tasas justas.


204

Noticias relacionadas


EN PORTADA