Sanimobel cabecera
FCC web

Medio Ambiente


40 años y más de 600.000 contenedores: la historia de Sanimobel

La empresa familiar sigue innovando gracias al knowhow que le otorga su experiencia, el epítome de ello es su punto limpio de proximidad

40 años y más de 600.000 contenedores: la historia de Sanimobel
387

Acciona Web

La historia de SANIMOBEL se remonta a 1979, cuando comenzaron esta empresa familiar que hoy en día cuenta con más de 100 trabajadores. En estos más de 40 años tanto el reciclaje, como los contenedores han cambiado mucho, pero no el espíritu de la compañía ni sus creadores, José Antonio y Rubén Cañadas, padre e hijo.

Snimobel ha sido parte del cambio de paradigma del reciclaje y la contenerización. Hace treinta años, los contenedores eran meros recipientes para identificar la poca separación que se realizaba, hoy en día ofrecen soluciones a medida para contratistas y usuarios. Por ello existen modelos accesibles para personas con movilidad reducida, identificados con braille.

 

 

Dar respuesta a las nuevas necesidades requiere innovación, por ello cuentan con modelos con sensores de llenado y apertura lateral para mejorar la eficacia de las rutas de recogida que sacan todo el partido posible a las nuevas tecnologías.

Pero no todo es novedad, mantenerse en la tradición que les diferencia, es también su sello: los contenedores Sanimobel están desarrollados en materiales metálicos más duraderos y resistentes, haciéndolos más sostenibles y una inversión más rentable en el largo plazo.

Hoy en día hay contenedores para cada tipo de basura, pero si de algo están orgullosos es de su punto móvil de proximidad, una versión cercana y accesible de los remotos puntos limpios que puede encontrarse ya en la Comunidad de Madrid, en la Comunidad Valenciana y en el País Vasco.

 

¿Qué es un punto limpio de proximidad (PLP)?

Se trata de uno de los contenedores más revolucionarios en el mundo del reciclaje. Se trata de un contenedor compartimentado que permite al usuario poder hacer una separación efectiva de los residuos. Los Puntos Limpios de Proximidad llevan funcionando desde el año 2017, siendo el Ayuntamiento de Madrid uno de los primeros organismos oficiales en confiar en SANIMOBEL para su distribución por la capital madrileña.

En un PLP podemos depositar ropa, zapatos, pequeños electrodomésticos, tóner, aceite, CD’s, pilas, bombillas de bajo consumo, fluorescentes, radiografías, aerosoles, cápsulas de café o cintas de vídeo.

El Punto Limpio de Proximidad (PLP) es un mueble urbano para el reciclado de residuos. Eso significa que el ciudadano ya no tiene que desplazarse a puntos del extrarradio para poder reciclar determinados elementos.

El mueble se compone de dos partes principales: la carcasa exterior y los contenedores interiores. La carcasa exterior está formada por el cofre, las puertas, las embocaduras de admisión, las tapas, la estructura interna y los separadores. Todos los componentes se fabrican en acero inoxidable AISI 316 a excepción de las embocaduras de admisión que se fabrican con fundición de aluminio, realizada en moldes de arena y 12mm de espesor.

Los contenedores interiores son de plástico estándar de 80 litros, equipados con ruedas, tapa y asa. Las gavetas de recogida de residuos son de plástico estándar según los huecos del interior del PLP. Para la recogida de bombillas, se utiliza una bolsa de admisión formada por una malla de polipropileno.

 


387

Noticias relacionadas


EN PORTADA