Email Contraseña Olvidé mi contraseña

Tratamiento ambiental del frente marítimo de Castelldefells

El lugar del proyecto se encuentra en el territorio del delta del río Llobregat, curso fluvial que discurre al sur de la ciudad de Barcelona, cuyo paisaje original estaba constituido por una sucesión de dunas y sus comunidades vegetales, por marismas y por zonas inundables.

 

Castelldefels tiene un frente marítimo de una longitud total de 4.840 metros. El tramo de intervención, que tiene una longitud de 1,1 Km y una anchura variable en su sección transversal, se sitúa en el extremo occidental del municipio, colindando con Sitges. Con esta actuación se completa la ordenación de todo el frente marítimo de Castelldefels.

 

La situación inicial de la zona de actuación estaba constituida por un vial rodado de doble sentido de circulación, dos franjas de aparcamiento a ambos lados del vial, una acera peatonal en el lado montaña y otra acera asfaltada de anchura variable entre 5,30 y 7,30 metros en el lado mar.

 

 

Descripción general de la actuación

 

El proyecto propone la regularización de la dimensión de la sección transversal del frente litoral, para poder garantizar un paseo peatonal de anchura constante a lo largo de todo el tramo.

 

Para ello, se modifica la sección transversal original suprimiendo la banda de aparcamiento longitudinal en el lado mar. Esta franja queda ahora incluida en el mismo paseo peatonal pavimentado y se destina a vía adosada para bicicletas con doble sentido de circulación. La zona de paseo marítimo queda así conformada como una plataforma de anchura constante de 12,05m repartida en 8,85m de paso peatonal (más 0,60m de pieza límite a nivel sobre muro in situ) y 2,60m de vía de bicicletas de doble sentido de circulación.

 

El paseo discurre por encima de la cota de la arena a una altura variable entre 0,30 y 1m.

 

Hacia el interior, el vial de tráfico rodado tiene doble sentido de circulación con una anchura total de 6m y aparcamiento en cordón de 2,10m de ancho en el lado montaña.

 

 

Restauración Medioambiental

 

En conjunto, la sección tipo inicial (de mar a paseo) estaba formada por una zona de arena de entre 50 y 60 m de anchura, un cordón dunar de anchura entre 10 y 15 m y un prado o zona húmeda de anchura variable entre 20 y 30 m.

 

Se ha tenido especial interés en la conservación y mejora de las especies vegetales existentes, especialmente las comunidades vegetales halófilas y helofíticas, restos de antiguos humedales del delta del Llobregat. Se ha tratado de conservar estas comunidades desde la protección y la plantación donde ha sido necesario, pero también desde el uso del agua. Para ello se ha planteado que toda la superficie del paseo vierta las aguas de lluvia hacia la playa. Se han erradicado las especies invasivas y no autóctonas (Carpobrotus edulis principalmente) teniendo especial cuidado de no dañar la vegetación dunar colindante.

 

Se han colocado captadores (vallas de cañizo o brezo semipermeables) para potenciar la formación del perfil dunar por el efecto de arrastre de la arena por el viento.

 

Una de las actuaciones principales de la obra ha sido el vallado de todo el ámbito dunar durante la ejecución de la obra, dejando el paso imprescindible para la ejecución de la misma y preservando tanto como ha sido posible la vegetación existente y las nuevas actuaciones.

 

 

Demoliciones y reutilización de residuos

 

Como trabajo de demolición, se ha producido la de elementos de urbanización existentes (bordillos, rigolas, vados, etc.), así como de pavimentos de aglomerado asfáltico, hormigón y baldosa hidráulica (panot) para su posterior machaqueo y reciclaje dentro de la misma obra. También se ha producido la demolición del murete de contención del paseo de obra de fábrica y hormigón, escaleras y rampas de hormigón de acceso a la playa, plataformas de hormigón, pozos de duchas y lavapiés.

 

En una zona adyacente a la obra se instaló una planta machacadora para proceder, una vez clasificados los residuos, a su tratamiento para posterior reutilización en la propia obra.

 

Pieza límite del paseo

 

La primera actividad, tras las actuaciones medioambientales en dunas y las demoliciones necesarias, que se llevó a cabo fue la excavación en zanja para ejecución del muro límite del paseo.

 

Se realizó una zanja suficientemente ancha para poder ejecutar el muro, con la precaución de evitar que la propia arena de la playa cayese de nuevo a la zanja.

 

El límite entre el paseo y la playa se ha conformado mediante la construcción de un muro de hormigón in situ sobre el que se ha colocado una pieza de remate prefabricada de hormigón blanco, que define las diferentes soluciones límite, alternando un elemento de remate a nivel de paseo con un elemento de banco, de forma que la entrega del paseo con la arena constituya una frontera aparentemente dinámica que evoca los movimientos del agua del mar.

 

 

Aceras lado montaña

 

Las aceras del lado montaña y los entrantes en las calles perpendiculares al paseo, se han pavimentado con baldosa hidráulica (panot) de 20x20x4cm de 9 pastillas, sobre base de mortero M7,5 de 3 cm de grueso y sobre losa de hormigón HM-20/P/20/IIIa, de 15cm de grueso.

 

El bordillo que delimita dichas aceras está constituido por una pieza de bordillo prefabricado de doble capa de alta calidad.

 

Los vados peatonales se han conformado deprimiendo la acera, excepto en aquellas entregas con las calles perpendiculares donde la anchura de la acera era suficiente para colocar vados peatonales de hormigón prefabricado. En dichos vados, al igual que en los vados del paseo peatonal, se ha colocado una franja de 80cm en sentido ortogonal desde bordillo a fachada de losas de hormigón prefabricado de alta calidad de 20x20x8cm, color ceniza, acabado táctil direccional, y una franja de toda la amplitud del paso de 60cm en sentido longitudinal, de losas de 60x40x8cm, color ceniza, acabado táctil de botones.

 

Los vados de vehículos situados en la acera montaña se han constituido a base de piezas de hormigón prefabricadas tipo v57vg de 40x57x25cm.

 

La renovación de aceras lado montaña se ha efectuado con presencia de tráfico, lo cual ha hecho necesario realizar una gran cantidad de cortes de aglomerado para reducir al mínimo las afecciones al tráfico.

 

La gran cantidad de servicios existentes afectados ha dificultado el tendido de los nuevos servicios previstos en proyecto especialmente por la dificultad de coordinar las distintas compañías implicadas.

 

Calzada rodada

 

Analizado el estado de la plataforma del vial existente, fue necesario realizar una demolición completa de la caja del mismo. En los encajes con las calles colindantes se ha fresado la capa de rodadura existente, de 5cm de espesor para resolver adecuadamente estos entronques con la calzada del paseo.

 

Dentro del paquete del firme se ha empleado parte de la zahorra artificial generada mediante la planta de machaqueo a partir de las demoliciones seleccionadas de la obra, y una vez comprobada la idoneidad de su composición.

 

Tres circunstancias han dificultado la ejecución del vial. Por un lado, la necesaria demolición de losas encontradas en la calzada. Por otro lado, el imprescindible desvío del tráfico durante 2 meses para poder trabajar en la zona.

 

Y como tercer punto, la necesidad de ajustar las cotas de las tapas de registro de servicios existentes en la calzada rodada.

 

 

Paseo peatonal y carril bici

 

Como pavimento del paseo peatonal se ha colocado un hormigón continuo HM-20 en una capa de 20 cm de espesor, con adición de fibras de polipropileno para evitar la fisuración.

 

El color se ha aportado mediante polvo de cuarzo coloreado, que también contribuye a mejorar la durabilidad de la superficie.

 

Tras el vertido de la capa base de hormigón, y después del rastrillado y regleado del mismo, se ha esperado unas 6 horas hasta que el hormigón ha adquirido una consistencia adecuada para su fratasado. Antes de iniciarse éste, se ha añadido el polvo de cuarzo, que ha ido extendiéndose con la misma maquinaria con la que se iba realizando el fratasado.

 

Una vez concluidas las operaciones anteriores, se ha mantenido la superficie saturada de humedad mediante regado continuo durante, al menos, 7 días.

 

El carril bici se ha marcado mediante pintura sobre el pavimento continuo del paseo.

 

(Descargar para seguir con la lectura)

 

Ana María Castañeda Fraile, Jefe del Servicio de Proyectos y Obras. Dearcación de Costas de Cataluña (Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente)

 

Reportaje publicado en el Nº 177 - 3º Trimestre 2016

 

Puedes descargarte el Reportaje completo aqui.



Buscador

Octubre 2017

< >
L
M
X
J
V
S
D
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación del Usuario y realizar análisis estadísticos sobre su utilización. Si continúa navegando se considerará que acepta la totalidad de condiciones del AVISO LEGAL, incluida la Política de Cookies. Pulse Aceptar para dejar de visualizar este mensaje.